09 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Castigos más fuertes

La ley panameña carece de la eficacia necesaria para frenar la delincuencia que sume a la nación en un estado de inseguridad nunca visto...

La ley panameña carece de la eficacia necesaria para frenar la delincuencia que sume a la nación en un estado de inseguridad nunca visto. Los asaltantes, violadores, asesinos, etc., además de sus defensores se ríen a sus anchas de los castigos a que se hacen merecedores. Si un malhechor acaba con la vida de una o más personas a punta de pistola, después de muchas discusiones y apelaciones, su máxima pena será si acaso de dos décadas, luego reducida por supuesta buena conducta. Lo justo sería aplicarle una pena más severa por cada víctima, y algo más por la posesión del arma utilizada para el nefasto hecho. Esto no es nada nuevo, tal acción existe en otros países y debiera copiarse para tratar de mitigar con la ola de violencia de una vez por todas. Hay que dejar a un lado el romanticismo.