23 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Segunda vuelta

El empequeñecimiento de nuestra dirigencia política ya raya en lo insostenible. Tenemos una Asamblea que no actúa como un poder independ...

El empequeñecimiento de nuestra dirigencia política ya raya en lo insostenible. Tenemos una Asamblea que no actúa como un poder independiente del Estado; tránfugas al por mayor y una dirigencia política que dice de los dientes para fuera que la prioridad de sus partidos es el país. Nada más alejado de la verdad. Con la propuesta de la segunda vuelta, la oposición o apoyo depende de la ventaja que este nuevo sistema electoral le daría al partido. Los panameñistas se oponen porque afectaría la candidatura de Varela y los de Cambio Democrático, porque los mantiene en la jugada del poder. Los del PRD no tienen una posición consensuada si les conviene o no y sus diputados juegan al mejor postor. Si verdaderamente se entra en un debate serio, la discusión de la segunda vuelta no debe centrarse en si este mecanismo debe establecerse por ley; lo que debe debatirse es si la segunda vuelta conviene o no a Panamá. Lamentable la pequeñez de nuestra dirigencia política.