Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Amenaza latente

Mientras el país está sumergido en la vorágine política, eventos naturales están golpeando el planeta sin misericordia. Los que parecían...

Mientras el país está sumergido en la vorágine política, eventos naturales están golpeando el planeta sin misericordia. Los que parecían a una distancia muy lejana, fenómenos meteorológicos extremos, son ya una realidad: Sandy y Haiyan son prueba de ello. Recientemente los ambientalistas levantaron su voz de protesta, porque el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT) decidió reducir los límites de los humedales de la bahía de Panamá so pretexto de un ‘interés nacional urgente’. La bahía de Panamá, calificada como sitio Ramsar, forma parte de las áreas protegidas, sobre todo porque es un hábitat de aves acuáticas y otras especies. Es obligatoria su conservación, pero especialmente su uso racional. El ‘‘boom’’ inmobiliario volcó la mirada de insaciables e inescrupulosos ‘empresarios’ para usar esta barrera natural contra fenómenos meteorológicos para sacar provecho personal. Lo peor, las autoridades estuvieron de acuerdo. Ojalá, quien gobierne a partir de 2014 tenga en mente el tema ambiental. Panamá es bendecida por su posición, pero si no protege su flora y fauna, en poco tiempo todos nos lamentaremos.