22 de Feb de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Metrobús: ¡No más!

El exceso de velocidad nunca debe ser razón para un accidente que involucre vehículos del transporte público.

El lamentable accidente en que falleció un ciudadano francés, que vivía y trabajaba en nuestro país, además de lo doloroso del hecho, vuelve a poner el dedo en la llaga social que es el transporte público de pasajeros en la Ciudad de Panamá. Hoy, no vamos a tratar el tema de los busitos piratas, el negociado de las indemnizaciones, el regreso de los Diablos Rojos o los incumplimientos del concesionario. Nos vamos a referir a algo elemental, el control de velocidad de los metrobuses. Uno de los temas principales que vendió la pasada administración gubernamental como ventaja de este nuevo sistema, era la terminación de las regatas entre buses y su adecuada circulación por las calles de la ciudad. Nada más alejado de la realidad. Transeúntes y conductores son testigos diarios de los excesos de velocidad y desordenes en el manejo de quienes conducen los metrobuses. Nos preguntamos si tienen reguladores de velocidad y si estos funcionan adecuadamente. En ciudades como Buenos Aires, el transporte colectivo tiene como velocidad máxima 50 kilómetros por hora. Tragedias como la del martes pasado reflejan exceso de velocidad, algo que nunca debe ser razón para un accidente que involucre vehículos del transporte público de pasajeros.