La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Del país político al visionario

Entonces, manos a la obra y convirtamos Panamá en un país visionario.

Mientras los panameños sigamos distraidos con la politiquería partidista, donde hay malos y buenos, o buenos y malos, dependiendo desde qué lado se le mire, Panamá no podrá avanzar hacia el desarrollo. Es hora de que se tomen riendas y se sienten bases para tener un país visionario. Son varios puntos en los que hay que trabajar: ambiente, educación, agro, industria y justicia. En ambiente, porque poseemos una abundante vegetación, pero sin control puede dejarnos en un país desértico. Igual poseemos un agua de excelente calidad que, si no cuidamos el ambiente, igual se nos puede acabar. En educación, es harto conocido que hacemos poco, aunque gastamos mucho. Los docentes son una raza que nadie quiere, porque esa profesión ‘es de pobres'. Hay que revertir eso, pues la profesión docente es la más noble e importante que hay. Ser docente debe ser motivo de orgullo y hacia allá debemos ir, para que esos maestros y profesores logren sembrar en nuestros hijos la mejor educación. En agro, no somos competitivos en muchos productos, pero en otros somos los mejores. Si sacamos los juegavivo del agro, podremos tener un sector robusto y fortalecido. Si hablamos de industria, aquí nos faltan millas para lograrlo. Ahora que establecimos relaciones con China vale la oportunidad para industrializar el país y llevarlo al desarrollo. Esta es una alianza que puede ser ganar-ganar y todo depende de cómo nos movamos. Y en justicia ni hablar. Si no hay justicia se pierde todo. Entonces, manos a la obra y convirtamos Panamá en un país visionario.