Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Educación de calidad

No debemos seguir improvisando con escuelas mediocres; tenemos que garantizar una educación de calidad para nuestra sociedad.

Los sucesivos Gobiernos panameños han priorizado en carreteras y caminos de penetración, porque, a su juicio, son obras visibles a las que les pueden sacar réditos políticos. Incluso, ahora la moda es hacer barrios o ciudades enteras. Pero lo cierto es que, si bien estas obras son muy necesarias, la prioridad debe ser la educación. Si seguimos invirtiendo más en carreteras, caminos y viviendas, dejando rezagados los centros educativos, podremos vivir muy bien uno o dos años, pero un pueblo sin educación destruirá calles y casas, porque nunca aprendió a valorarlas por su pobre educación. Así las cosas, tenemos que garantizar una educación de calidad para nuestros hijos y esto va tanto para la educación pública como para la privada. Hay condiciones fundamentales que una escuela debe tener: salones de buen tamaño, equipados con lo mismo que tiene una escuela en los Estados Unidos o Escocia; gimnasios y laboratorios. Si una escuela, sea pública o privada, no cumple con estos mínimos requisitos, es preferible que no se le permita abrir. Aquí ha proliferado una gran cantidad de escuelas, en cualquier parte; escuelas que se meten en casas que, si bien ayudan a padres de familia por la cercanía a sus hogares, también provocan que los papás se acostumbren a salir del paso con lo primero que encuentran, pensando en su comodidad, antes que en la verdadera educación de sus hijos. No debemos seguir improvisando con escuelas mediocres; tenemos que garantizar una educación de calidad para nuestra sociedad.