La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Empezar por lo básico

la educación debe empezar en el hogar y por lo básico.

Muchas opiniones sobre la educación en Panamá. Lo bueno es que el tema está en boca de todos; el problema es que hasta ahora no hay una fórmula para empezar los cambios de manera que la educación de nuestros hijos sea de calidad. Se improvisa, se cambian planes y programas y siempre caemos en la diatriba entre docentes y autoridades. Mas ninguna de las partes analiza y ejecuta que la educación debe empezar por lo básico: escribir, leer y, sobre todo, pensar y empieza en la casa. Finlandia, que siempre se pone de ejemplo sobre educación de alta calidad, tiene como prioridad en la formación de los niños que estos jueguen, disfruten la vida en un ambiente sano, relajado y tranquilo y que inventen lo que les venga a sus cabecitas. En pocas palabras, lo que esto conlleva es a hacer fluir las ideas de los pequeñines y de esta manera los pone a pensar, a analizar, a construir… Nuestra educación, en cambio, es rígida y hasta proponemos enseñar desde la tecnología y pretendemos que todos los niños tengan una computadora y naveguen por internet. ¿De qué sirve que cada chiquillo tenga una biblioteca en sus bolsillos si no sabe qué buscar ni para qué? Entonces, la educación debe empezar en el hogar y por lo básico. Y hay que motivar a todos los maestros a que refuercen en nuestros hijos la escritura, la lectura y el análisis. Si los dos primeros años de la escuela los dedicamos a esa formación, el país dará un salto cualitativo y cuantitativo enorme. Hoy tenemos colegiales que llegan a 18 años y no saben qué carrera seguir y universitarios con diploma en mano que no saben escribir. Incluso, muchos ni saben por qué estudiaron las carreras por las que buscan trabajo. La educación empieza por lo básico. No hay que reinventar la rueda.