La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Presión de las IFIs

Esto no es así, porque todo lo relacionado con el pago irregular de impuestos está sujeto a recargos y multas altísimas

La historia está llena de ejemplos de cuando las grandes potencias, so pretexto de luchar por el bien común de los pueblos, estrangulan naciones pequeñas para beneficio propio. El caso más reciente con Panamá fue la presión de la OCDE y las IFIs, los mal llamados Panama Papers y lo que hicieron con la Lista Clinton. La presión ha obligado al Gobierno a sellar acuerdos en pro de esos organismos, en lugar de que sea pro Panamá. Ahora está la propuesta de penar con cárcel la evasión fiscal y para ello ya hay un proyecto de ley. El abogado Eduardo Morgan es claro al afirmar que ‘los proponentes de elevar la evasión fiscal a delito han creado la percepción de que en Panamá la evasión o faltas fiscales no se persiguen. Esto no es así, porque todo lo relacionado con el pago irregular de impuestos está sujeto a recargos y multas altísimas. Convertirlo en delito penado con cárcel sería contraproducente, ya que le dificultaría al contribuyente el pago de las multas y el impuesto correcto. Tenerlo en la cárcel no le da ninguna ventaja al fisco. Por el contrario, tendría los costos de mantener en la cárcel a los responsables. Por supuesto, hay casos en que el propio Código Fiscal establece penas de cárcel adicionales a las multas y recargos, como en el caso de falsificaciones de los datos y otros más que caen en la esfera de lo penal...'. Lo que sí genera suspicacia es que este proyecto de ley trae consigo una herramienta peligrosa, con lo que los Gobiernos pueden afectar a sus adversarios políticos, porque, como dice Morgan, ‘de aprobarse la evasión como delito, se pondría en manos del Ejecutivo un instrumento que puede servir para perseguir... y solo hay que recordar que el Gobierno pasado usó el tema fiscal para perseguir hasta periodistas y si hubiera sido considerado delito, algunos de ellos estarían todavía en la cárcel'. ¡Muy peligroso!