La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Error de comunicación

‘Las explicaciones después de firmado el pacto, [...], son tardías [...]'

Panamá siempre ha sido considerada un crisol de razas. Y lo es, porque no hay panameño, exceptuando los indígenas, que no tenga un origen en un migrante. Y Panamá siempre ha sido muy acogedora de personas de otros lares que vienen al país, buscando mejores oportunidades o traídas para ayudar en algún proyecto especial, desde la construcción del Canal, hasta ayudar con la educación nacional. En este momento, cuando Panamá ha alcanzado un nivel económico superior a la mayoría de los países latinoamericano, es lógico que se vea a esta estrecha franja como un lugar ideal para migrar. Es este el gran problema, porque los nacionales se quejan que los nuevos migrantes traen violencia o vienen a desplazar la mano de obra local. Si a esto se añade que sorpresivamente el Gobierno se decide por apoyar un Pacto Global sobre Migración, sin siquiera explicar a la sociedad, es lógica la reacción ciudadana. La migración es una realidad mundial y Panamá no puede estar ajena a ella, pero sí tiene que establecer controles muy adecuados para permitir que entre gente que venga a ayudar a desarrollar al país y no aquellos que vienen a enseñar nuevas técnicas de maleantería. Las explicaciones después de firmado el pacto, por más sensatas que sean, son tardías y todo el disgusto de la población se debe a esa errada forma de comunicación. ¡Que quede la experiencia!