Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Un cambio importante

Opinión editorial del 15 de septiembre de 2020

Ya de todos es conocido que las reservas del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja de Seguro Social tienen sus días contados. Para decirlo de forma directa, ese programa no tiene fondos suficientes para cubrir las pensiones de los próximos años y, por tanto, hay que inyectarle dinero. También es sabido que las pensiones en Panamá no son buenas y por más que se intente mantener con vida el sistema actual, la población trabajadora siempre va a quedar incómoda, porque este esquema, en lugar de alegrar a la hora de pensionarse, lo que provoca es frustración. En países como Canadá, Estados Unidos, Noruega, etc., los pensionados tienen la felicidad de hasta escoger destinos en otros países para pasar su vejez. ¿Qué hace falta para llegar a esto? La lógica indica que los que empezaron a cotizar hace unos cinco, tres o un año no llegarían a una jubilación como la noruega, pero ¿qué tal si en la reforma del Seguro Social nos proponemos que los que empiecen a cotizar dentro de uno, dos o cinco años, tengan jubilaciones de países desarrollados? Esto conlleva un cambio en la forma de trabajo y empleos y en lugar de atar a la clase trabajadora a salarios mínimos, nos enfoquemos en la productividad del profesional. La mente es una caja de sorpresas que solo basta con activarla para que se saquen ideas brillantes. Pero la mente también nos traiciona, cuando permitimos aceptar que nada es mejor que lo que ya tenemos, como en el caso de las pensiones. Hay que hacer cambios importantes para que las nuevas generaciones tengan jubilaciones de países desarrollados y no que queden atadas a lo que tenemos hoy. ¡Así de simple!