18 de Sep de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Cuestión de edad

“La situación del déficit […], para el IVM […]. Se trata de que este programa se calculó para un promedio de vida de 10 años, pero hoy la gente está viviendo más […]”

Las personas están conscientes de que hay que resolver el problema de la Caja de Seguro Social. Muchos también cuestionan la excesiva burocracia, los negociados con medicamentos e insumos, los innumerables sindicatos y el pobre rol de la junta directiva, lo que evidencia que por años esta institución no se ha manejado bien. Pero esta parte administrativa no tiene nada que ver con lo que pasa en el Programa de Invalidez y Muerte (IVM), donde hay un déficit profundo que hay que arreglar sí porque sí. Es lógico que la reestructuración administrativa de la Caja viene de la mano con los cambios que hay que introducir en la resolución del IVM. La situación del déficit viene de un problema que al mismo tiempo que es extremadamente bueno, para el IVM ha sido muy malo. Se trata de que este programa se calculó para un promedio de vida de 10 años, pero hoy la gente está viviendo más, muchísimo más. Esto equivale a tres veces el cálculo original y la jubilación es de por vida. En pocas palabras, al vivir más la gente, la Caja tiene que hacerle frente a esa realidad y es allí donde se quedó sin plata. Se trata, pues, de una cuestión de edad que es muy buena para la población, porque hemos logrado que nuestra gente viva más. El problema, empero, es que hay que tener un IVM robusto para hacerle frente a todas esas pensiones y jubilaciones para nuestros seres queridos que ya gozan o están por empezar a disfrutar de una jubilación. ¡Así de simple!