Temas Especiales

16 de Ene de 2022

Entre Líneas

Para que no se nos olvide

“La desigualdad en Panamá es un grave problema y urge encontrar soluciones. Además, tenemos mucho que trabajar para erradicar las diversas formas arraigadas de discriminación […]”

Panamá ha pasado por momentos de “las vacas gordas” y de “las vacas flacas”. Lo lógico es que, cuando estamos en el momento de “las vacas gordas”, se guarde para cuando baje la buena racha. Sin embargo, eso no ha sido así y llevamos décadas trastabillando. Tan extrema es la situación, que llevamos décadas siendo un país con un alto crecimiento económico, pero con una desigualdad social alarmante. Estamos entre los peores de América Latina. Hoy, se conmemora el Día de los Derechos Humanos, como recordatorio al 10 de diciembre de 1948, cuando se adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, que es un documento histórico que proclama los derechos inalienables que corresponden a toda persona como ser humano, independientemente de su raza, color, religión, sexo, idioma, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. La desigualdad en Panamá es un grave problema y urge encontrar soluciones. Además, tenemos mucho que trabajar para erradicar las diversas formas arraigadas de discriminación que han afectado a las personas más vulnerables. De acuerdo con las Naciones Unidas, “la igualdad, la inclusión y la no discriminación, es la mejor manera de reducir las desigualdades y reanuda nuestra ruta hacia la consecución de la Agenda 2030”. Panamá tiene un trabajo arduo por hacer en materia de desigualdad y hoy tenemos que recordarlo, para que no se nos olvide. ¡Así de simple!