Temas Especiales

19 de Ene de 2022

Entre Líneas

Seguridad nacional

“[…] Panamá puede seguir ayudando a controlar tanto el tema de la droga como de la migración, pero esos países a los que ayudamos tienen que contribuir con los gastos por esa ayuda”

Hay dos problemas serios que enfrenta Panamá en materia de seguridad: migración y narcotráfico. Ambos problemas acarrean cuantiosos gastos para el país y es en algo que no tenemos ni arte ni parte. Y estos problemas debieran ser parte integral del análisis para la búsqueda de respuesta por parte de las Naciones Unidas y de los países de origen y destino de los migrantes, así como de los países de origen y destino de la droga. Y es que resulta terrible que Panamá tenga que destinar casi mil millones de dólares para seguridad nacional y que una gran cantidad de este dinero se va para atender tanto el problema migratorio como del narcotráfico. En pocas palabras, los panameños subvencionamos los costos de algo que no nos atañe. Fácil es como hacen otros países, que dejan pasar y punto. No, acá resolvemos y los países europeos, donde se va gran parte de esta droga, siguen apabullándonos en sus listas negras. Lo peor es que uno de nuestros grandes problemas es la justicia; sin embargo, mientras en seguridad nacional nos gastamos casi mil millones, en justicia no llegamos al tercio de esa cantidad. Es decir, invertimos más en atender los problemas de otros que en la solución de nuestros propios problemas. Aquí hay que ponerse duro y plantear que Panamá puede seguir ayudando a controlar tanto el tema de la droga como de la migración, pero esos países a los que ayudamos tienen que contribuir con los gastos por esa ayuda. ¡Así de simple!