Temas Especiales

22 de May de 2022

Entre Líneas

El reto de Boric

“[...] representa a la juventud que ha estado reclamando espacios. [...]; dependerá de Boric si decepciona o brilla”

Latinoamérica ha experimentado diversas corrientes en el poder. Todas basadas en un presidencialismo arcaico que nos ha sumido en la situación que tenemos hoy. Chile acaba de estrenar un nuevo presidente, cuya características ya vislumbran un cambio respecto a todo lo que hemos vivido. El nuevo presidente Gabriel Boric apuesta por un gabinete con mayoría mujeres y con una agenda sobre políticas de género no vistas aún en todo Latinoamérica. El gran reto de Boric es marcar el camino de esa nueva izquierda, esa que erradique la izquierda que promete estar con el pueblo, pero que en realidad lleva al pueblo a la pobreza extrema y culpa al imperio de todos sus males. En ese sentido, Boric no debe caer en el fracaso de la izquierda en Argentina, Venezuela o Nicaragua, sino apostar por un Chile con una verdadera economía de mercado, que emule el desarrollo de los países nórdicos. Y Chile tiene con qué. La generación de empleos es clave, para que le dé el respiro necesario poder llevar las transformaciones importantes que se convertirán en piedras angulares de ese nuevo país. Pero si Boric empieza con nacionalizar empresas, subsidiar en nombre de la pobreza y alejarse de la eficiencia y la transparencia, el futuro negro de los chilenos pronto tocará a la puerta. El reto de Boric es enorme, pero también la oportunidad, sobre todo que representa a la juventud que ha estado reclamando espacios. Hoy tiene esa oportunidad; dependerá de Boric si decepciona o brilla. ¡Así de simple!