• 22/01/2024 00:00
Entrelíneas

Conductas primitivas

Es un cáncer por erradicar y por eso es de vital importancia

El incendio recurrente y ahora agravado de Cerro Patacón es un ejemplo de la incapacidad absoluta y la irresponsabilidad de los que tienen la obligación de manejar estos desechos. Igual situación la tenemos en toda la República, pero lo peor es que esta falta de responsabilidad y consideración con los ciudadanos se repite también con la producción y distribución del del agua, y la energía eléctrica. Pareciera que en este país, donde hay edificaciones del primer mundo, estamos condenados a los comportamientos primitivos que rayan en la barbarie. También hay conductas poco solidarias en diversos aspectos de la vida social y económica; y todo por el afán desenfrenado de obtener cada vez un mayor lucro sin ningún tipo de control, encareciendo los costos y perjudicando la calidad de vida de la mayoría de los asociados. Se siente en las comunicaciones, los elevados costos de los servicios médicos, financieros, de seguros, de los alimentos y del combustible, que generan una espiral que profundiza la pobreza de las mayorías. Hay que cambiar la conducta, pero sobre todo de la esos funcionarios que son nombrados en instituciones vitales, pero son incapaces de una sola cosa: lograr el bienestar de la sociedad. Panamá no debe permitirse más estos juega vivos, que lucran con las necesidades. Es un cáncer por erradicar y por eso es de vital importancia para la persona que se ponga al frente de instituciones sensitivas para la sociedad. No podemos seguir con conductas primitivas. ¡Así de simple!

Lo Nuevo
comments powered by Disqus