Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Redacción Digital La Estrella

La Llorona

La llorona

Glosas de la realidad política de Panamá.

EL MÓNOLOGO DE LA BALBINA

Que ahora que TVN no ha podido llevar a un debate televisivo alEnzapatilla’o ni a Cuchungo, dicen que de todas maneras va a hacer el show con La Gata con Botas. ¿Y cómo lo va a llamar? “El monólogo de La Balbina”. Joooooo.

LA AGENDA

Con la decisión del Enzapatilla’o de no ir al debate de TVN, parece que la gente de la Transístmica está que trina. Blandón padre dice que es que algunos medios están acostumbrados a poner la agenda.

¡QUÉ JEFE DE CAMPAÑA!

Que Susanita, la madre del Innombrable, tenía una prenda como jefe de campaña. El hombre cayó ayer acusado de extorsionar a un miembro de la Cámara de Comercio. Era, además, tesorero de la feria de La Chorrera.

CANTA CONMIGO

Que para este miércoles los papás de los niños que participan en Canta Conmigo tienen también que cantar. Me imagino ver a Dany cantar: “se fue la luz.. turu-tututu.. llegó la luz.. turu-tututu...”, O “Dame más gasolina”..

EN ALZA

Que el Club Unión ahorró 2% de la energía eléctrica que consume, pero la cuenta de la energía eléctrica en lugar de bajar subió. Algo está pasando con los medidores.

TRANSFRAUDE

Que por allí ya le llaman a la sacada de tabla que le hicieron a los chinos de Higer “la movida de los rabi”. Bueno, por algo El Bimbín ya dijo que en vez de ser Transmóvil, esa vaina se llama “transfraude”. Joooo.

PERDÓN, PERDÓN

Que El Muñeco dijo estar dispuesto a pedir perdón, la vaina es que no quiere que se vea que está obligado por la Corte Interamericana. Yo creo que El Muñeco ganaba más pidiendo perdón que chifiando como lo hizo.

INCOMUNICADO

Que el abogado gringo que pelea la herencia del millonario Lucom lo mantuvieron 16 horas en el aeropuerto de Tocumen bajo una orden de arresto falsa. Creo hay una mano peluda en el camino que manda más que Dilio Arcia.

LA CONFESIÓN

Me dicen que Álvaro Alvarado tiene hoy a los jefes de campaña de los candidatos presidenciales. Parece que es Casimiro el que le saca una confesión a uno de ellos. Adivina, adivinador... y que nadie llore