Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

La Llorona

La llorona

OTRA VEZ LAS ENCUESTAS. En Dominicana, los perredés se preparan para escoger este domingo a su abanderado presidencial para los comici...

OTRA VEZ LAS ENCUESTAS

En Dominicana, los perredés se preparan para escoger este domingo a su abanderado presidencial para los comicios del próximo año. Según las encuestas, el ex presidente Hipólito Mejía aventaja —y por calle— al magnate Miguel Vargas Maldonado.

NADIE SABE PA’ QUIÉN TRABAJA…

Algo curioso tiene esta convención perrediana. Vargas Maldonado (amigazo del Muñeco de aquí) fue ministro de Obras Públicas de Mejía y éste último modificó la Constitución en la isla para buscar la reelección. Lo malo fue que Leonel Fernández ganó las elecciones y luego se reeligió.

GRANDES SIMILITUDES

También es curioso que muchos perredés dominicanos residentes en el extranjero (Panamá incluido) están habilitados para ir a las urnas. Análisis de los entendidos apuntan que aquí se escoge al próximo presidente dominicano porque la última gestión de Leonel se parece a la de La Doña.

LISTA DE DISTINGUIDOS

Las autoridades ticas recibieron como ‘una mala noticia’ el informe del Departamento de Estado estadounidense que los ubica entre los países con mayor lavado de dinero. Aquí, nuestras autoridades prefirieron hablar de otra cosa a la espera de que el tema se diluya.

AGUA CON BILLETE

EL Concejal de San Miguelito, Roberto ‘Campa’ Butcher estaba tirando billetes de $ 5 en los culecos de San Miguelito... El hombre los ponía en el caño de la manguera y allá va... puño y patada para agarrarlos... ¡así tampoco ahhh!

CHINCHORRO EN LA CITY

El legendario Chinchorro Carles se dio su vuelta por la ‘Cinta Rumbera’, le gustó la vaina, dice que quedaron muy bonitos, el profe llegó con dos incondicionales, Doña Querube y la corbata de gatito, ni pa los culecos los suelta...

RUMBA DE CUMPLEAÑOS

Que Jessy Mae está hoy de cumpleaños y lo va a celebrar con carnavales. Culecos incluidos. Felicidades. ... y que nadie llore