24 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Elección universitaria y CRU

El presente año lectivo en importante para la Universidad de Panamá. La escogencia —vía elección directa— de las autoridades que han de ...

El presente año lectivo en importante para la Universidad de Panamá. La escogencia —vía elección directa— de las autoridades que han de dirigir los destinos de la institución, tiene un trascendental significado, por cuanto que, ese ejercicio electoral se da en la principal corporación académica universitaria del país. Para decirlo de alguna manera, no es una elección cualquiera.

Los universitarios —en consecuencia— tenemos la responsabilidad de presentarle a la sociedad, los hombres y mujeres que asumirán el reto de dirección de la institución universitaria. Una dirección que tiene que estar comprometida con la ciencia, con el conocimiento y con la voluntad de ofertar un organismo fuerte que siga coadyuvando con el desarrollo de la nación.

La decisión que se asuma, tiene necesariamente que pasar por el tamiz de las consideraciones respecto de lo que ha sido la institución universitaria en el pasado reciente, en su presente y en su perspectiva. Igualmente —pasa por el balance que se haga sobre los portadores de las propuestas electorales y de los que lideran las mismas.

No queda duda de que el debate tiene necesariamente que incorporar a los Centros Regionales Universitarios, que en el escenario que se configura tienen una presencia importante. Constituidos en referentes significativos en la región, han adquirido un peso específico de manera que gran parte de la decisión eleccionaria ha de recaer en ellos. Esto conduce a tener claridad respecto de su realidad como factor interesante, pero además a la comprensión que su fortaleza ha de incidir en el desarrollo de la localidad, lo que significa que su impulso se plantea como un compromiso permanente.

Así, la conciencia que cada vez se adquiere lleva a que se comprenda que distintos a ser un simple insumo electoral, los Centros Regionales Universitarios, deben ser parte eficiente de una dinámica que los incluya en una propuesta universitaria electoral que incorpore la desconcentración como una de las fórmulas para el avance de los mismos.

Las regiones cada vez más requieren de recurso humano profesional. Así se garantiza su desarrollo y, para ello los Centros Regionales han venido jugando un papel de primera línea. Por ello, se impone un planteamiento general de los Centros Regionales Universitarios —sin desconocer las particularidades locales— para proponer desde ellos, la visión de universidad regional que se quiere para cumplir con la misión que responsablemente tienen.

Si así ocurre, los Centros Regionales Universitarios asumen un rol histórico, con una interesante participación en el evento electoral universitario que los identifique y los haga partícipes del devenir de la institución y no meramente un añadido, para asumir, en verdad, el compromiso permanente de ser foros de discusión de los problemas e instrumento de desarrollo de la localidad.

*DOCENTE UNIVERSITARIO.