Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Billy Ford: In Memoriam

Mientras nos debatimos en la posibilidad de una reforma constitucional, aparece la noticia del fallecimiento de unos de los más preclaro...

Mientras nos debatimos en la posibilidad de una reforma constitucional, aparece la noticia del fallecimiento de unos de los más preclaros ciudadanos, por su honestidad, caballerosidad y sentido patriótico, puesto en el más alto nivel de sus actuaciones.

Su nacionalismo, a toda prueba, le condujo por sendas de difícil tránsito, las que pudo recorrer merced a su estoicismo, a su convicción de que los patriotas no pueden renunciar a servir al país, y que si se alcanza la cima, es porque hay seguidores confiados en la tenacidad, en el valor del esfuerzo y en que ser ejemplo para otros conlleva el deber de un comportamiento a ceptable y digno de imitar.

Conocí y traté a don Guillermo (Billy) Ford Boyd en condiciones muy precarias para la democracia en Panamá, y disfruté de su atención siempre amable y forjada sobre ideales y principios solidarios.

Su sentido de responsabilidad como servidor público, inspiraba la fe que debemos tener en nuestras propias actuaciones, cuando las destinamos al engrandecimiento de la patria, al culto y protección de las libertades y de los derechos humanos.

Defensor indiscutible de la democracia, participó en gestas que finalmente lograron el rescate del derecho a ser libres, a vivir en democracia, a escoger nuestros gobernantes y, sobre todo, a combatir toda forma de opresión en el país.

Cuando de manera objetiva hagamos el recuento de los benefactores de la patria en los últimos años, su nombre debe alcanzar un sitial de elevada prestancia, por sus ejecutorias, que no se limitaron al desempeño de un cargo público, sino que en su calidad de empresario demostró capacidad, organización y confianza en el país.

Como político entendió que no podemos ser inactivos, porque con esa conducta permitimos que los menos calificados sean los que designen, gobiernen y dirijan a las mayorías que, por su inacción, son sometidas y mal gobernadas.

Al invocar su nombre como ciudadano ejemplar, hago votos porque sus virtudes y sus aportes a la democracia le sean reconocidos, al tiempo que hagamos acopio de sus buenas intenciones, divulguemos su patriotismo y expongamos su nombre como ejemplo a las futuras generaciones, que tanto necesitan de un ícono político al cual imitar. Hago votos igualmente por su descanso en Paz y por la resignación de su familia.

La patria te agradecerá por siempre el patriotismo y el empeño por engrandecerla.

*ABOGADO.