Temas Especiales

10 de May de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Casitas, casitas... como tumbas de cementerio

A nte el empuje y el peso de las chequeras de los promotores de barriadas y urbanizaciones nuevas, desde Pacora hasta el confín del dist...

A nte el empuje y el peso de las chequeras de los promotores de barriadas y urbanizaciones nuevas, desde Pacora hasta el confín del distrito de La Chorrera, y más allá, me ha sorprendido agradablemente hoy un incisivo artículo publicado en la Sección Opinión de El País intitulado ‘Pisos’ (en España, son los apartamentos) y que lleva la firma de Rosa Montero.

Y es que me indignó sobremanera leer en uno de los articulitos de Opinión en La Prensa, justamente el sábado 1 de abril (día de los Inocentes, en Francia) captar una afirmación que metía en un mismo saco, calificando de suburbios de la ciudad capital desde Pacora hasta La Chorrera. Por donde quise tomarle la significación no pude encontrar justificación a una tal pretensión... Al menos que lo tomásemos, como en efecto lo he tomado, como una inocente mariposa... ‘tu madrina la piojosa’.

El RD, define suburbio como ‘barrios bajos, pobres o marginales de la periferia urbana o extrarradio’. Y hay una segunda significación, no ya de la ‘catedral de la lengua española’, que aportan los anglosajones con la expresión ‘suburb’, definidas como ‘zonas residenciales alejadas del centro de la ciudad y habitadas por la clase media...’.

Si mirásemos Pacora y, tal vez, Chepo, Arraiján, La Chorrera... y ¿por qué no San Miguelito?... ¿en cuál de las dos significaciones tendríamos que ubicarlos para hablar de ‘suburbios’? Quisiera, parodiando a Rosa Montero, invitarlos a hacer un tour operator, no solo a través de la periferia de la ciudad capital, invitando a sus profetas, otrora portadores de los documentos en las negociaciones que lograron revertir el Canal y sus áreas aledañas a administración panameña, reconvertidos en planificadores y grandes urbanistas, para que apreciaran el espectáculo de los suburbios que su delirio de notoriedad quisieran hacer. La Chorrera, para dar un solo ejemplo, invadida por las barriadas estilo ‘casitas... casitas...’, tiene una larga historia de más de 300 años... El próximo 2012 llegará el templo de San Francisco de Paula a esos tres siglos...

Al final de la Calle Larga, está la Barriada Juan Pablo, la mitad justamente son ‘casitas... casitas’, que no se vendieron y quedan entre el monte... sin terminar, inclusive... ‘barriadas fantasmales y semivacías’. En Nuevo Emperador, Arraiján, un primer intento de ‘barriadización’ está parado... sencillamente construyeron una de las ‘casitas’ en la servidumbre.

Ah... pero quisiéramos hacer de la ciudad capital una ciudad global, especie de networkcity a la Robert Moses en el Estado de New York... En donde justamente, encontramos en la periferia de Manhattan los ‘suburbios’ al estilo Bronx o Brooklyn... nada que ver con los ‘suburbios’ de Westchester. Scarsdale, para dar un solo ejemplo.

Curioso que en medio de todo este delirio de grandeza para achicar al país... encontremos la resurrección de la clase burguesa dominante, inconfundiblemente poderosa, como lo hace notar Jorge Edwards a propósito de La Habana luego de 50 años de revolución... very funny... jajajá.

*FILÓSOFA Y ESCRITORA.