12 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Golpe militar: libro — relato de Sanjur

T odo esfuerzo de reconstruir la historia nacional es positivo. Todo libro o relato a favor de ello es plausible, ayuda a mostrar el ros...

T odo esfuerzo de reconstruir la historia nacional es positivo. Todo libro o relato a favor de ello es plausible, ayuda a mostrar el rostro más franco de los hechos ocurridos. El amigo Rafael Pérez Jaramillo se ha tomado el buen trabajo de dar a la luz, como análisis sintetizado, los puntos de vista del coronel (r) Amado Sanjur, sobre los episodios del golpe militar y sus colaterales. En algunos capítulos Sanjur es protagonista y luego cae preso.

¿Cómo creerle o no si cuenta la verdad o realidad, a 42 años de esos eventos? Muy difícil. Primero, quien lea tales comentarios y no tenga al menos 60 años, o sea, que su edad fuese de 18 al menos para esa época, y como mayor de edad de entonces tener conclusiones propias, se perderá en las nebulosas. Luego, quien además de esas limitantes, no fuese parte del conjunto de actores o testigos de los hechos (ser militar o participante de algún modo en esas historias), se perderá en las crónicas de Nardia, sin entender nada.

En la publicación de La Estrella del día martes 5 de abril, y son muchas entregas para llevar cuenta de todo, Sanjur nos da algunos tips que llegan a tocar, en mi opinión, el fondo del famoso minigolpe del 15 de diciembre de 1969, pese a que aun no lo enfoca del todo. Me resaltan as, citando el texto publicado: 1) ‘Con la expulsión de Martínez (Boris) se cierra un capítulo y se abre otro. Torrijos gobierna casi diez meses (ojo, dice que Torrijos gobierna, con lo cual Sanjur acepta que se gobernaba desde la Comandancia, no desde la Presidencia)’. 2) ‘Pero las relaciones se iban erosionando y despertando el repudio de algunos. Uno de ellos era el coronel Sanjur; otro el coronel Ramiro Silvera’. Sanjur parece que no explica bien ¿’qué relaciones se erosionaban’?, ¿qué motivaba esas erosiones, algo de tipo sustancial, de ideas, de métodos de gobernar? 3) ‘Un día Sanjur se apersonó a la Presidencia, para conversar con el presidente Pinilla’. ¡Qué curioso! Sanjur primero acepta que ‘Torrijos gobierna por casi 10 meses’, pero él va a buscar al presidente Pinilla. ¿Acaso no sabemos que los presidentes, no solo Pinilla, un militar respetable y caballeroso, nunca mandaron realmente, y que el poder real estaba en los cuarteles? ¿Acaso esa premisa no la sabe aun hoy Sanjur? Pinilla nunca fue político. Lo sabemos varios que lo conocimos. 4) ‘Se encontró con un presidente completamente solo, mirando por la ventana con nostalgia hacia la lejanía del mar’. ¿No recuerda Sanjur suficientemente que el coronel Pinilla fue jubilado cuando Arnulfo sube, pese a que creía que lo nombrarían comandante, por ser el segundo de Bolívar Vallarino? ¿Que Omar Torrijos lo hiciera presidente de la Junta Provisional de Gobierno y lo sacara de su casa y lo llevara al Palacio Presidencial, a alguien serio, pero sin ningún merecimiento de tipo político, no fue un gran honor, al menos simbólicamente, protocolarmente? 5) Sanjur cuenta que Pinilla le dijo que ‘he sido obligado con pistola en mano por Omar a firmar nombramientos de comunistas en el gobierno y hacer otras cosas que no están dentro de nuestra ética y moral’. Aquí Sanjur se aleja de la telenovela y enfoca algo real: ‘en el intento de golpe militar del 15 de diciembre se utiliza como leiv motiv contra Omar, que tenía en el gabinete a Rómulo Escobar y Angueto Riera y Gerardo González, entre otros comunistas’.

Aunque Sanjur aduce que la CIA respaldaba a Torrijos y no a él y a Silvera, que a propósito era más antiguo que Sanjur, pero éste último apenas lo menciona, lo cual indica que él se atribuye, como fue, la autoría del mini golpe.

Corroboro que el día 15 de ese diciembre, cuando el fallecido teniente coronel Alejandro Araúz, G—2, me quita mi metralleta UZI y quedo arrestado en la Comandancia, el propio coronel Pinilla me explica por casi una hora, el pecado de Omar Torrijos: ‘tener comunistas en el Gabinete’.

Las manos de la CIA y la CoNEP estaban al descubierto. Menos mal que Sanjur falló en su golpecito, de lo contrario, sin Omar y sin Rómulo, hoy día todavía estaríamos sin Tratados del Canal, sin soberanía y con gringos en la avenida 4 de julio, porque no se llamaría de los Mártires. Sigamos viendo la telenovela.

*ABOGADO Y MILITAR RETIRADO.