16 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Con aroma a persecución

La administración del recurso humano en la Universidad de Panamá se realiza de acuerdo al reglamento de la carrera del personal administ...

La administración del recurso humano en la Universidad de Panamá se realiza de acuerdo al reglamento de la carrera del personal administrativo, que regula las relaciones laborales entre la Universidad y el personal administrativo. Ese reglamento establece que el traslado consiste en ‘la acción mediante la cual se moviliza a un funcionario de una unidad a otra, dentro de la institución...’, las razones para trasladar a un funcionario son: por necesidad del servicio, previamente solicitado por una unidad; cuando el trabajador solicite el traslado; cuando el jefe de la unidad solicite el traslado por incompatibilidad con el trabajador. En todo caso deberá contar con la aprobación del jefe inmediato y del jefe de la unidad a donde va a ser trasladado el funcionario, previo aviso al mismo; pueden ser temporales o permanentes y están sujetos a la aprobación del vicerrector administrativo. La acción del traslado tiene un procedimiento que incluye la participación de la Sección de Bienestar del Empleado.

Pese a lo anterior, en los últimos meses este procedimiento está siendo violentado y se están dando traslados sin ningún tipo de trámite ni justificación. Se hacen a través de notas escuetas que le llegan al trabajador de manera repentina, en donde se le dice ‘a partir de la fecha se le traslada a...’. Lo curioso es que cuando el trabajador busca explicaciones del traslado sólo se le responde de manera verbal que es ‘por orden del rector’, sin ningún otro motivo o argumento. ¿Será cierto que hay notas de traslados donde está escrita la frase ‘por orden del rector’? A algunos se les ha encarecido el costo de la vida, porque ahora tienen que pagar más pasaje que antes, debido a lo extremo donde han sido enviados.

La coincidencia de estos casos es que todos han sido funcionarios que de una u otra manera han manifestado su apoyo a la candidatura del Dr. Eduardo Flores como aspirante a la Rectoría de la Universidad de Panamá. En otros casos la persona afectada ha manifestado que su traslado obedece solo a que lo vieron hablando con algún simpatizante de la candidatura del Dr. Flores.

Es lamentable que se esté afectando al personal administrativo por el solo hecho de NO apoyar la reelección por quinta vez del actual rector y candidato, Dr. Gustavo García de Paredes, y que otras autoridades universitarias se presten para llevar a cabo este tipo de persecución a humildes funcionarios que cumplen a cabalidad y con responsabilidad sus funciones. El único error de ellos ha sido creer que podían tener su criterio para opinar y decidir sobre la preferencia a determinado candidato. Pero es mucho más preocupante que todo esto esté ocurriendo frente a la mirada indiferente de la dirigencia de ASEUPA, quienes están llamados a garantizar los derechos de los trabajadores, protegerlos de este tipo de abusos, denunciar las irregularidades y velar por el fiel cumplimento de la Carrera Administrativa. Indudablemente los cambios tienen aroma a persecución.

*DOCENTE UNIVERSITARIA.