13 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

CSS, administración eficiente y transparente

S egún información en medios locales, la administración de la Caja de Seguro Social (CSS), presentará a la Asamblea Nacional de Diputado...

S egún información en medios locales, la administración de la Caja de Seguro Social (CSS), presentará a la Asamblea Nacional de Diputados un proyecto para reformar la Ley 51 de 2006. Se conoció que el director de la Caja presentará el proyecto el 1 de julio, al inicio del nuevo periodo legislativo, el cual tiene como propósito posibilitar la efectividad del aumento escalonado a los jubilados.

Aún cuando las autoridades de la CSS, han indicado que estas reformas solo persiguen modificar algunos artículos como el 213, para que el Estado aumente su contribución al fideicomiso de 100 millones de dólares, la población asegurada se mantiene a la expectativa frente a un posible aumento de la edad de jubilación, el número de cuotas y la cuota obrero—patronal.

No es difícil entender la actitud de los 800,000 cotizantes (aproximadamente), toda vez que la experiencia vivida con la pasada reforma a la Ley 51 ha sido traumática. El gobierno vendió expectativas de eficiencia que jamás cumplieron.

A cinco años de la reforma efectuada a la Ley de la Caja de Seguro Social ni la administración anterior, ni ésta han demostrado eficacia para resolver las demandas de los asegurados.

El presidente de la República apostó por la eficiencia del actual administrador al seleccionarlo para que ocupara la posición de director general, a partir del 1 de octubre de 2009, pero no se observa un cambio positivo trascendental.

Las anomalías cuestionadas en administraciones que le antecedieron continúan latentes. La mora quirúrgica parece eternizarse, el sistema de citas para atención de especialistas es obsoleto, los cupos se otorgan con excesivo tiempo de espera, lo que significa que si usted no cuenta con medios para atenderse en clínicas u hospitales privados, o su organismo no tiene las condiciones para esperar la fecha de atención asignada, posiblemente primero lo atenderá San Pedro.

La insuficiencia de medicamentos aumenta y lo peor es que se extiende, inclusive a sensitivos y vitales del cuadro básico. El perenne desabastecimiento lo remedian con la entrega de un formulario donde indican ‘pendiente de entrega’, valido por 30 días. Al concluir el lapso indicado, aún se mantiene el desabastecimiento, venciéndose el formulario.

Si usted es paciente con enfermedades crónicas y requiere de medicamentos prolongados con mucha probabilidad tendrá que adquirirlos asumiendo el costo, en farmacias privadas.

La CSS requiere con urgencia notoria de una administración efectiva y eficiente, seria, honesta y que actué con transparencia, de cara a los intereses de los asegurados, sin privatizaciones disfrazadas con tercerizaciones.

Es inexcusable que se acreciente la planilla de la CSS, con salarios exuberantes en nombramientos administrativos, de personas con poco o ninguna experiencia en materia de administración hospitalaria, derecho y otros, por el hecho de ser allegados a quien administra o pertenecer a colectivos políticos de gobierno.

Se requiere nombrar más personal médico y técnico; así como adquirir equipos e insumos de calidad, que permitan tener mayor capacidad de solución para atender las necesidades de los asegurados.

*ECONOMISTA Y EDUCADORA.