Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Presupuesto 2012

PERIODISTA. D espués de las vistas presupuestarias en las que las entidades del Gobierno Central y Descentralizadas presentaron ante el...

PERIODISTA

D espués de las vistas presupuestarias en las que las entidades del Gobierno Central y Descentralizadas presentaron ante el Ministerio de Economía y Finanzas sus aspiraciones para el 2012, la actividad se sitúa en el ámbito legislativo.

El anteproyecto de presupuesto se fijó en B/. 14,468.6 millones, lo que representa un aumento de 10.3% contra el presupuesto modificado de este año, y de 11.4 % comparado con el presupuesto ley de 2011. El ministro Alberto Vallarino definió el presupuesto ‘dentro del entorno conservador de crecimiento económico real en Panamá de 7.5% del PIB para el 2012’.

El monto pareciera astronómico, pero sólo así se podrá ejecutar el abanico de proyectos y megaproyectos que contempla el gobierno para el 2012.

El proyecto concuerda con el límite de déficit fiscal de 2% del PIB señalado por la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, y estima un ahorro corriente del Sector Público No Financiero positivo de B/.2,033.7 millones, y va aparejado con los planes de desarrollo trazados por el gobierno de reducir la pobreza y la pobreza extrema generando más y mejores empleos.

El panorama panameño presenta situaciones difíciles en materia de educación, salud, caminos y seguridad, básicamente, y la intención presupuestaria apunta hacia la solución de la problemática que registran esos sectores.

En la primera vista presupuestaria legislativa quedó evidenciado que algunos diputados esterilizan la discusión cuestionando proyectos que no están contemplados en el anteproyecto, desconociendo que su financiamiento procede de otras fuentes. Urge docencia presupuestaria a nivel legislativo.

La calidad de la educación tiene que mejorar y el Ministerio de Educación, con un presupuesto de B/.969.5 millones, deberá ponerle el cascabel al gato, emprendiendo nuevas acciones y manteniendo programas como la Beca Universal, Nutrición Escolar, Conéctate al Conocimiento, English for Life, distribución de computadoras portátiles, entre otras.

El Panamá creciente exige mano de obra calificada para encarar los retos presentes y del futuro mediato e inmediato, y nuestra juventud debe ser exhortada a aprovechar las oportunidades para hacer más competitiva su formación de cara al mercado laboral.

El MINSA recibirá una asignación de B/.861 millones, de los cuales destinará B/.238.3 millones a inversiones. Diez MINSA—CAPSI distribuidos en todo el país, nuevos hospitales en Colón, Darién, Los Santos, Veraguas y Chiriquí, el saneamiento de la bahía están previstos para el 2012, pero urgen medidas para evitar el avance de la bacteria nosocomial de la CSS, el desabastecimiento de medicinas, y frenar contaminaciones como la que presenta los nosocomios de Bocas del Toro y el Geriátrico.

Es plausible que el presupuesto 2012 contemple la transferencia al programa de Invalidez, Vejez y Muerte de B/.125 millones, y al de Enfermedad y Maternidad B/.25 millones, porque esos dos programas atañen directamente sectores sensitivos de la comunidad.

El MOP dispondrá de B/.723.5 millones para ampliar la red vial en todo el país, y se mantendrá el programa 100 a los 70, el subsidio a los hogares que consumen hasta 500 Kwh mensuales, al gas licuado de 25 libras, y al combustible, a fin de no incrementar el costo de la vida.

Los sectores sociales contarán con el 49% del presupuesto 2012, equivalentes a B/.6,911.5 millones, y está llamado a mejorar las condiciones de vida de los grupos vulnerables con altos niveles de pobreza, que actualmente están experimentando mejoras en su alimentación, en la educación, atención de salud y vivienda.

Esperamos que esos sectores ocupen el sitial digno que merecen en nuestra sociedad que por muchos años ha estado saturada de desigualdades. Sólo así se cumplirá con el cambio que se prometió.