Temas Especiales

28 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

De abastecimiento de agua y saneamiento privados

La polémica alrededor del desabastecimiento de agua aflora las grandes debilidades financieras y administrativas con que opera el IDAAN ...

La polémica alrededor del desabastecimiento de agua aflora las grandes debilidades financieras y administrativas con que opera el IDAAN y el temor popular ante cualquier indicio de privatización de sus servicios como solución; temor que no comparto, pues he visto funcionar excelentes sistemas privados de saneamiento y abastecimiento de agua durante mi estancias en Londres y Santiago de Chile. Interesante el caso de Chile para los que piensan que nuestra cultura latinoamericana no permite buen funcionamiento de servicios públicos en manos privadas y que estos solo pueden o deben operar bajo el régimen estatal; el modelo chileno, considerado por los organismos internacionales como el ejemplo para el resto del mundo, contradice esa tesis.

En Londres, el suministro de agua y saneamiento es responsabilidad de la empresa Thames Water Utilities Ltd., conocida como Thames Water, que fue fundada en 1973 bajo la Ley sobre Aguas de ese año que estableció el Consejo Nacional del Agua, reorganizando la industria de administración de aguas, alcantarillados y ríos, removiéndolos del control de las autoridades locales y estableciendo 10 grandes autoridades basadas en geografía bajo control estatal. Thames Water absorbió a 13 antiguas autoridades, convirtiéndose en la Autoridad de Aguas más grande del Reino Unido. Fue privatizada en 1989, salvo funciones reguladoras de la administración y navegación del río Támesis. La nueva compañía es listada en la Bolsa de Valores de Londres y forma parte de los componentes del índice de comportamiento de dicha Bolsa conocido como FTSE 100. El organismo regulador económico es la Autoridad Reguladora de Servicios de Agua (Ofwat, por sus siglas en Inglés). Otras agencias participan en vigilancia de sanidad pública y ambiental. Existe un Consejo de Consumidores de Agua, un organismo independiente que actúa a favor de los usuarios del os servicios de agua y alcantarillados.

Thames Water provee de servicios de agua a 8.7 millones de personas del Gran Londres, el Valle del Támesis y varios otros centros urbanos y suburbanos. Sus líneas de agua corren por 32,000 kilómetros y diariamente suministra agua potable a través de 100 potabilizadoras por un volumen de 2,6 gigalitros (1 giga = 1 millardo). Además, remueve agua servidas de 13,8 millones de clientes a través de 70,000 km de 349 plantas de tratamiento. Impresionante cobertura.

Igual que en el Reino Unido, en Chile los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento se consideran de la más alta calidad y la amplia cobertura. En Chile la mayoría de las empresas de suministro urbano de agua y saneamiento son privadas.

El proceso de mejoras y eventual privatización de los servicios de abastecimiento de aguas y saneamiento comenzó en los años 1977, antes los servicios urbanos de agua potable y saneamiento eran suministrados por un gran número de proveedores que incluían los ministerios de Obras Publicas, Agricultura. Vivienda y Desarrollo Urbano y empresas municipales, como el caso de las ciudades de Santiago y Valparaíso. En 1988, bajo el general Pinochet se moderniza el sector de agua potable y saneamiento, se establece la Ley General de Servicios Sanitarios que permite la participación privada. En 1990 se creó la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), el ente regulador. No existe una compañía nacional de agua. De acuerdo al SISS, en Chile existe una cobertura del agua del 99.8% y del alcantarillado de 95.2% en las zonas urbanas y una sorprendente continuidad de servicios del 100%.

Consideré interesante mencionar los temas de Inglaterra y Chile, en particular, por razones antes expuestas, más el hecho de que el proceso hacia privatización surge, como se me explicó, del mal servicio resultante de mediadas populistas, fragmentación y aumento de planilla, establecidas durante el gobierno Allende.

BANQUERO Y EX DIPLOMÁTICO.