Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La huelga en el Consorcio Unidos por el Canal

N o cabe duda de que los obreros que participan en el proyecto de Ampliación del Canal se desesperan ante el incumplimiento de sus derec...

N o cabe duda de que los obreros que participan en el proyecto de Ampliación del Canal se desesperan ante el incumplimiento de sus derechos por parte del consorcio Grupo Unidos por el Canal, integrado por la empresa española Sacyr Vallehermoso, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.

Este incumplimiento por parte de la empresa llevó al SUNTRACS a interponer pliegos de peticiones, con el propósito de resolver el conflicto y exigir mejores salarios, que es una aspiración que tienen los trabajadores desde que empezó el proyecto de construcción de la ampliación del Canal, la posición del Ministerio fue rechazar los pliegos e impedir que el sindicato y la empresa pudieran resolver estos problemas mediante el pliego de peticiones.

El Consorcio siguió violentando los derechos de los trabajadores: recargo de las horas extras, falta de tiempo en las quincenas de pago, sobretiempos de día domingo, falta de agua para la limpieza, entre otras.

Por otra parte, se denunció el maltrato a los trabajadores por parte de algunos personales jerárquicos extranjeros responsables de la obra; además que el personal extranjero recibe mayores salarios por las mismas tareas que desempeñan los obreros panameños.

El otro tema, el aumento del salario de los trabajadores. Los trabajadores reclamamos aumentos salariales, toda vez que los salarios que se pagan en este proyecto son los mismos que contempla la Convención Colectiva para el resto del país, a pesar de ser una megaobra donde se debe pagar más.

Esta demanda salarial es justa y el SUNTRACS, a través de su secretario general, Saúl Méndez, la planteó claramente ante la Comisión Nacional de Salario Mínimo, ‘es necesario aumentar los salarios que regula el Decreto 3, del 4 de marzo de 1980 en la construcción que tiene más de 31 años que no se aumentan’. Igualmente este planteamiento fue recogido en la propuesta que llevó el movimiento obrero ante la Comisión de Salario Mínimo, en las propuestas específicas se planteo ‘en el caso de los Trabajadores del Canal de Panamá: Cumplir con la revisión periódica del salario mínimo (cada 2 años), tal como mandatan las normativas panameñas. Resarcir el rezago de 31 años sin ajustes salarial, a razón del incremento del IPC por década (80, 90, 00). Equiparar el salario mínimo con el mínimo inferior de la ACP (B/. 4.60 la hora)’. Sin embargo, ni el Gobierno, ni la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) atendieron esta aspiración de los trabajadores, cuyo salario real se ha visto reducido por la inflación y el alto costo de la vida.

Contrario al tratamiento que se le ha dado a los trabajadores por parte del gobierno, la ACP sí reconoció a los empresarios los sobrecostos de combustible y acero, por lo que el SUNTRACS exige se reconozca igualmente el aumento salarial a los obreros que laboran en lo que es considerado un megaproyecto.

Los errores en la última quincena de pago y lo aquí mencionado, son las razones que llevaron a que desde el lunes 16 de enero, trabajadores del proyecto de Ampliación del Canal, tanto en el sector Atlántico como Pacífico, decidieron paralizar las obras en demanda de una serie de reivindicaciones y en protesta por incumplimientos del consorcio Grupo Unidos por el Canal.

En todo momento el SUNTRACS respaldó la acción de huelga tomada por los obreros, que se han visto obligados a recurrir a ella ante los constantes incumplimientos del Consorcio.

El SUNTRACS, es la organización a la que pertenecen miles de obreros en el país, incluyendo la gran mayoría de trabajadores de las obras del Canal, por ende realizó todos los esfuerzos necesarios con las partes involucradas para buscar una salida cónsona con las demandas e intereses de los trabajadores, sin descartar ninguna acción a futuro a nivel nacional, para que se le haga justicia a los obreros en los llamados megaproyectos, por un aumento general de salario y condiciones de trabajo adecuadas.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.