Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

50 años en el recuerdo

El pasado 28 de enero de 2012, nos reunimos en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena un grupo considerable de exalumnos para conme...

El pasado 28 de enero de 2012, nos reunimos en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena un grupo considerable de exalumnos para conmemorar los 50 años de graduación de Maestros y Bachilleres en Comercio. Celebramos con gran júbilo las Bodas de Oro. Ofrecimos una Misa de Acción de Gracias en la Capilla de este prestigioso plantel educativo, se colocaron ofrendas florales en el busto del Dr. Juan Demóstenes Arosemena y realizamos un evento central en el Centro de Convenciones de COOPEVE que permitió una agradable y amena convivencia del grupos de egresados.

Los 50 años transcurridos nos encontró en este evento histórico más solidarios y comprensivos en nuestras miradas, saludos, abrazos, sonrisas y gestos. La ocasión fue propicia para dedicar una plegaria y momentos de recordación de aquellas compañeras y compañeros que viajaron a la Casa del Señor. Pero el reencuentro demostró su fuerza para que 50 años en el recuerdo se haga presente y constante y que el calor de los besos y abrazos aleje el frío de tanta aridez que a veces nos rodea y para que el futuro sea un futuro compartido.

En nuestro mensaje a mis ex condiscípulos de hace ya muchos años, expresé que ‘es muy agradable y humanamente hermoso celebrar este acontecimiento. Debemos sentirnos orgullosos de ser egresados de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, nuestra Alma Mater que abrió sus brazos y debemos conmemorar con entusiasmo y júbilo este grato momento’.

Nuestra Alma Mater nos convocó nuevamente y una vez más nos reencontramos en un ambiente en que se juntaron los recuerdos y las emociones, las anécdotas, las tristezas, las alegrías, las experiencias de la juventud, pero todos sentidos como vivencia permanente.

El 5 de junio de 1938, al inaugurar la Escuela Normal el entonces presidente Dr. Juan Demóstenes Arosemena, en su magnífico discurso señaló este ‘plantel a la vez que constituye testimonio de mi gratitud a la Provincia de Veraguas, es una brújula que marca uno de los derroteros que con más empeño he procurado imprimirá mi gobierno, la vuelta al interior de la República y su incorporación a la vida moderna y al progreso. La obra trascendental que hoy iniciamos, señores, es la que pudiéramos llamar la liberación del interior’.

Y así fue, las palabras proféticas del Dr. Arosemena se han cumplido. Hoy la generación de egresados del año 1962, hemos cumplido con esta hermosa misión encomendada por el Dr. Arosemena y particularmente, cuando al inaugurar la Escuela, en su mensaje a los estudiantes dijo ‘sobre vosotros pues, recae la responsabilidad de prestigiarlo y darle brillo y hacer que cumpla los elevados fines para los que ha sido creado. En el interior está la redención del País, toca a vosotros realizarla’. Hoy, luego de 50 años de nuestra graduación en este prestigioso Colegio, al celebrar la Bodas de Oro, podemos sentirnos orgullosos por este histórico momento y donde nos encontremos llevar adentro de nuestras mentes y nuestros corazones aquel mensaje del Himno de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena que en su primera línea del coro dice ‘Normal Augusta, somos tus hijos, por do vayamos irás también’.

La vertiginosa sociedad en que vivimos nos va llevando a la pérdida paulatina de la camaradería, la amistad, del encuentro con el otro y sobre todo de la comunicación personal y el diálogo sincero.

Ojalá, la hermosa experiencia del reciente Encuentro nos lleve a congregarnos nuevamente y que este reencuentro sea posible a los cincuenta y medio, a los cincuenta y uno o tal vez, a la impredecible sin cuenta de cualquier momento.

PROFESIONAL DE LAS CIENCIAS ECONÓMICAS Y ADMINISTRACIÓN.