Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Hedonismo y el Dr. Wayne Dyer

H edonismo es la doctrina filosófica basada en la búsqueda del placer como finalidad última de la vida.

H edonismo es la doctrina filosófica basada en la búsqueda del placer como finalidad última de la vida.

El Dr. Dyer W. Wayne es un exitoso sicólogo, escritor de una docenas de libros que con frecuencia son consultados por estudiantes, empresarios, profesionales e intelectuales sobre todo en el mundo occidental, su libro TUS ZONAS ERRONEAS ofrece una guía para que las personas aumenten su felicidad, ayudándolos a mejorar su autoestima eliminando o reduciendo los sentimientos dañinos, a través del control de los pensamientos que los generan, el sistema se basa fundamentalmente en el uso del siguiente silogismo:

Premisa mayor: Yo puedo controlar mis pensamientos. Premisa menor: Mis sentimientos provienen de mis pensamientos. Conclusión: YO PUEDO CONTROLAR MIS SENTIMIENTOS.

Con el uso de este silogismo se sugiere que al controlar los pensamientos, controlamos nuestros sentimientos y podemos así eliminar los sentimientos de tristeza, culpa, inferioridad, etc., aumentando nuestra felicidad; esta sugerencia puede exhortar a hacer lo que me plazca, aunque sea inmoral o ilegal y así escapar al sentimiento de remordimiento de mi conciencia; lo cual no es cierto, porque hay tres cosas de las cuales el hombre no puede esconderse: su conciencia, su sombra y su muerte. De tal forma que este comportamiento de hacer lo que quiero en la búsqueda del placer, en vez de lo que debo, es fuente permanente de angustias y dolor, lo cual es lo contrario al placer intencionalmente buscado.

Esta sicología puede ser interpretada como una exhortación al riesgo, actuando como un motivo impulsor independientemente que sea hacia lo ilegal o hacia lo inmoral; precisamente en esto es que consiste el riesgo, al hacer en algunos casos lo que se quiere... en vez de hacer lo que se debe, puede practicarse lo ilegal o lo inmoral con sus inevitables consecuencias.

Establecemos una identidad entre lo moral con lo bueno y entre lo inmoral con lo malo, independientemente de si se trata de relaciones entre personas o de éstas con el medio ambiente; unos llaman a este planeta Tierra, otros lo llaman Madre Tierra (Pacha mama), para los primeros la Tierra es un sitio donde vivimos y para los otros es el sitio de donde venimos, contiene este último término el concepto de madre... y las madres no solo se quieren, sino que se cuidan... ¡cuidémosla!

Surge entonces el pensamiento del profesor Kant, cuando nos dice ‘el hombre debe pensar como debe y actuar en función de lo pensado’, pero ese pensar como se debe está en función de los principios ideales de la conducta, los cuales se nutren no solo del ideal de normas laicas sino también del de varias religiones y constituyen ‘ese faro encendido en el lejano horizonte’, cuya misión es precisamente señalarnos el camino por el cual debemos transitar.

Le toca al hombre escoger la senda por la cual ha de andar y, si en la búsqueda del placer se equivoca y escoge el camino del placer por el placer mismo, tendrá que sufrir sus consecuencias.

Una de las diferencias entre el hombre y los animales es que estos no tienen conciencia y pretender con un argumento de carácter lógico que el hombre pueda actuar ocultándose de su propia conciencia es una ilusión. ¿Cuántas personas hacen cosas incorrectas promovidas por esta ilusión?

Este enfoque debe ser parte integral de la educación que se ha de recibir en la casa, en la escuela y en la calle. Hay que educar al niño para no castigar al hombre o que el hombre se castigue a sí mismo a través de el remordimiento, en este sentido no solo debemos cuidarnos de lo que hacemos sino de lo que pensamos, los pensamientos aparecen en un momento en el tiempo, no ocupan un lugar en el espacio y generalmente anteceden y promueven las acciones a ejecutar, recordemos que podemos escondernos del vecino, de la policía, pero no de nuestra conciencia.

FITOTECNISTA