Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

‘Dios los cría y el Diablo los junta’

A lude al hecho cierto que la similitud de las personas en sus vicios y defectos hace que se junten. Cuando vemos a la gente chismosa o ...

A lude al hecho cierto que la similitud de las personas en sus vicios y defectos hace que se junten. Cuando vemos a la gente chismosa o que le gusta tomar más de la cuenta, o a la que igualmente se vale de medios ilícitos para obtener ganancias, que se junta y se hace inseparable, decimos el refrán para insistir en que siempre hacen amistad los individuos de la misma ralea.

Da vergüenza que en nuestro país grupos de personas se unan para dizque defender a la democracia, cuando históricamente la han lapidado. Estos tuvieron el poder para realizar obras y favorecer al pueblo, mas ¡nunca los hicieron! Por el contrario, surgieron ‘Reformas tributarias saca plata’, venta a diestra y siniestra de nuestros servicios públicos. Tales como: los contratos de privatización de las empresas públicas como el INTEL, el IRHE, los puertos, los casinos, entre otros. Hoy nuestro dinero se nos va, por medio de estas aspiradoras. Pareciera que esos grupos quisieran la inestabilidad, la desdicha, el caos, la agonía del pueblo, el luto. Tal como lo vivimos durante más de dos décadas de periodo militar.

Recordemos que estos ‘civiloides al servicio de los gobiernos corruptos’, estuvieron junto al poder absoluto, respaldado por las armas, y dentro de esos gobiernos, que, con una ‘careta nueva’, aseguraron que su naturaleza había cambiado y que, gracias a una publicidad efectiva y la desunión de partidos políticos, lograron por estrecho margen el poder. Allí siguieron haciendo sus travesuras y canalladas contra el pueblo.

Hay quienes, sus intereses personales o sus negocios destructores de la salud del pueblo, están por encima de todo. Hoy, son hasta propietarios de minas, contra las cuales luchan los grupos ecológicos y ‘antimineros’.

Nunca han sido responsables de los puestos públicos ganados o por nombramiento, ni en la teoría, ni en la práctica. Entonces, ¿con qué cara nos vienen?, ¿qué autoridad los inviste?, a fin de decirnos que son los ‘Paladines de la justicia’.

Hoy, recordamos, el esfuerzo enorme que hizo el presidente Guillermo Endara Galimany. Durante su gobierno mejoró la situación económica del país, ya que en 1990 el Producto Interno Bruto cayo 7.5%, debido a la crisis económica que dejó la dictadura militar, durante 1992 creció 8% del PIB. También restableció las instituciones democráticas, impulsó la reforma constitucional que creó la Autoridad del Canal de Panamá y creó la Autoridad de la Región Interoceánica.

El primer gobierno democrático, el de Guillermo Endara Galimany, recibió un país quebrado, saqueado y en anarquía. Los bancos estaban cerrados, la deuda pública era una bomba de tiempo, a los empleados se les pagaba con papelitos y la economía estaba en caída libre.

Su misión fue ‘enderezar al país’ y lo logró. Fue un gobierno de reconstrucción y estabilización, que pavimentó el camino para que sus sucesores siguieran haciendo obras en beneficio del pueblo. Pero no fue así.

No todo lo que hace el actual gobierno es ‘perfecto’, término que sólo se le puede acuñar al Creador. Lo que sí vemos es un movimiento increíble de obras en todo el territorio nacional. A su término, le haremos el análisis respectivo.

Entendemos que en toda labor que se emprende existen descontentos. Busquemos el mejor bien para el mayor número de personas. Claro que debemos luchar por nuestros derechos, pero sin perjudicar a los demás. Tratando de encontrar el ‘justo medio’. La actitud positiva es lo que hace la diferencia, entre unos y otros.

EDUCADOR