Temas Especiales

29 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Quién carga el hueco fiscal?

En medio del hueco fiscal de más de 400 millones de dólares y anuncio de recortes millonarios en el presupuesto, el recorte en el presup...

En medio del hueco fiscal de más de 400 millones de dólares y anuncio de recortes millonarios en el presupuesto, el recorte en el presupuesto del Estado 2012, a través del llamado ‘plan de contingencia’, es por un monto de 405. 3 millones de dólares; de los cuales 294.8 millones de dólares forman parte del presupuesto de inversión (Que según el gobierno, 60 millones de dólares corresponden a proyectos que tenían cero ejecución hasta el mes de junio, los cuales son eliminados sin importar el alcance social que éstos pudieran tener) y 110.5 millones de dólares en presupuesto de funcionamiento.

Contrario a ello, la administración de Martinelli sigue favoreciendo el gasto suntuario, aumentando las prebendas a miembros de su gobierno y promoviendo los megaproyectos.

Los viajes del presidente con sus grandes caravanas continúan; los gastos en publicidad se han incrementado; se siguen promoviendo los megaproyectos, tal es el caso de la Cinta Costera fase cuatro; y como si fuera poco, se aumenta en casi 200% la dieta que devengan los miembros de la junta directiva de la AMP (por cada reunión a la que los convoquen).

Para saciar estos exabruptos, continúan su política de venta de la patria: terrenos de la ZLC, lotes de Amador, área oeste del Canal, isla Limón y terreno de la antigua sede de la Embajada de EE.UU.

En medio de este dantesco escenario, al pueblo trabajador se le sigue cargando con el peso de una gestión ineficiente e irresponsable.

La tarifa por el servicio de energía eléctrica para todos los clientes residenciales y los pequeños comercios va a aumentar. El destino de nuestros impuestos, que supuestamente eran utilizados para subsidiar a la población, van a recibir una reducción que se traduce en un ajuste de 1.25% en la tarifa y los que consumen hasta 500 kilovatio/hora un ajuste de un tercio de centavos por kilovatio hora. La reducción continuará de manera escalonada hasta que en el 2016 sólo quedarán los clientes de 300 kilovatios.

Frente a ello, ya los empresarios han manifestado que trasladarán el aumento a los consumidores, lo que significa otra reducción al salario real, al aumentar el costo de vida de los panameños.

Antes de este aumento de la tarifa del servicio de electrificación, que inició el 1 de julio, la canasta de alimentos reflejó incremento de precios en 27 de los 50 bienes que componen la misma. Para mayo del 2012, según el MEF, los consumidores pagaron 313.80 dólares mensuales en la canasta básica de alimentos.

Según los economistas la inflación, que hoy es superior al 6%, podría cerrar en 10% a final del año, lo que implica condiciones más paupérrimas de vida para la mayoría de los panameños.

Martinelli, quien en su campaña electoral manifestó que ‘él si sabía cómo bajar el costo de la canasta básica’, resulta que durante su gestión de gobierno el incremento de los precios de la cesta de alimentos es exorbitante, parafraseándolo, ‘históricamente el mayor aumento’.

Este accionar del gobierno, demuestra una vez más quién cargará el hueco fiscal, el pueblo trabajador.

Solo la unidad del pueblo organizado podrá frenar estos nuevos atracos. Es necesario redoblar esfuerzos de lucha para exigir la disminución y el control de precios de los bienes y servicios básicos y un aumento general de salarios. Aspectos, que dicho sea de paso, quedaron ausentes en el cacareado discurso presidencial de los tres años de Ricardo Martinelli.

No debemos permitir que se siga atentando contra el derecho a la vida digna de los panameños. Sólo un gobierno surgido de las entrañas del pueblo podrá brindarnos una política económica que atienda las demandas sociales insatisfechas de la población; construir real democracia, justicia socia; y acabar con la corrupción, impunidad y el autoritarismo existentes. Construyamos nuestra propia alternativa: Frente Amplio por la Democracia (FAD).

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.