Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Paz Espiritual: Dios y el Ser Humano

H ablar de Paz Espiritual desde la perspectiva de Dios y el Ser Humano, en este tiempo tan combustionado socialmente es difícil. Hoy, ha...

H ablar de Paz Espiritual desde la perspectiva de Dios y el Ser Humano, en este tiempo tan combustionado socialmente es difícil. Hoy, hay nuevas maneras de percibir y hallarse en Paz Espiritual. Debido a que le damos diferentes interpretaciones según el estilo de vida de cada persona. La mayor parte de la sociedad recibe constantes presiones sociales, afectando su interioridad emocional logrando alejarse de Dios y perdiendo la esencia de la vida, que es estar cerca de Él y obtener la Paz Espiritual que todos deseamos.

Para hablar de la Paz Espiritual debemos ver la parte humana del hombre como género, Bernard Sesboue 2000. El hombre no es más que una estructura particular, en el conjunto de las estructuras de todo orden que componen al mundo. Señala Blaise Pascal: ‘El hombre no es más que una caña, la más débil de la naturaleza, pero una caña pensante. Esa caña pensante es también un monstruo de inquietud. No solo pensamos, sino que nos sentimos también responsable de nosotros mismos y angustiados por el tremendo problema de acertar en nuestra vida’.

¡Será por la falta de la creencia!, no se concibe lograr la Paz Espiritual desde la perspectiva de Dios o tiene que ver con la FE y para el humano no es algo evidente; desde luego, para nadie, y menos aún en la cultura del mundo actual, en la que todos los creyentes viven una Fe expuesta. Es una de las razones del deterioro de la Paz Espiritual, dado que creer está en el interior de cada alma viviente.

La mente juega un importante papel en esta situación. Watchman Nee 2005. El hombre en su mente está en enemistad con Dios; por tanto, Dios debe alterar la mente del hombre si ha de impartirle vida. En un estado no regenerado, el hombre tiene la mente oscurecida; en su regeneración sufre cambio radical.

Para que la mente pueda tener un estado renovado diariamente debe trabajar en sus leyes ya establecida como: la mente obra juntamente con el espíritu, una mente abierta, una mente controlada, una mente llena de palabra de Dios y pidiendo una mente purificada.

Si cada ser humano invirtiera una hora diaria en analizarse y ver si está cumpliendo con las leyes de la mente, estaría creciendo para buscar la Paz Espiritual. Esa Paz Espiritual vive en relación con las leyes espirituales que señalan que el espíritu tiene un peso que tiene que ver con la libertad perfecta, el espíritu necesita alma y cuerpo para tener su expresión, no permita el envenenamiento del espíritu, no permita que su espíritu se sumerja en la oscuridad, la carga espiritual debe mantenerse positiva y nuestro espíritu es como un foco de luz, debemos mantenernos iluminados para tener Paz Espiritual.

Cuando tienes Paz Espiritual empieza a influir en las demás personas, es parte de nuestro apostolado en este mundo y para lograrlo tenemos que practicar las Virtudes Cardinales: ser prudente, practicar la justicia, poseer la fortaleza de superar todas las pruebas puesta por el Señor, tener templanza y de tomar decisiones de eliminar los malos hábitos como el egoísmo.

Dice Santa Teresa, ‘es andar en verdad’; y San Pablo, ‘por la gracias de Dios soy lo que soy’. La verdadera Paz Espiritual se logra trabajando todo los días en nuestra actuación de amar al prójimo como a ti mismo y vivir la vida que Jesús hizo para salvarnos del pecado y desprendernos de lo material, lo cual es difícil para el ser humano.

DOCTOR EN CIENCIAS EMPRESARIALES, DOCENTE A NIVEL DOCTORAL.