Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Ejecutivo, busca acercamiento con dirigentes sindicales

En medio de los niveles más bajos de confianza y credibilidad a las gestiones del Gobierno Nacional, el Ejecutivo invitó hace poco a dir...

En medio de los niveles más bajos de confianza y credibilidad a las gestiones del Gobierno Nacional, el Ejecutivo invitó hace poco a dirigentes sindicales de las principales organizaciones de trabajadores del país a un acercamiento dirigido supuestamente a mantener un diálogo constructivo.

El punto central para este acercamiento es cómo se podrá construir CONFIANZA y CREDIBILIDAD para sostener un diálogo constructivo, si en 36 meses el actual gobierno sea distinguido por desconocer algunas de las organizaciones sindicales del país, entrega puntual de las nuevas personería jurídica y certificaciones a las nuevas organizaciones sindicales, despidos de dirigentes sindicales del sector público, privación del subsidio sindical a algunas organizaciones y prácticamente impedir la libertad sindical en el sector público y privado.

Al inicio del presente año las organizaciones sindicales consideraron que con las conversaciones promovidas por la OIT en el diálogo tripartita, las cosas mejorarían para ellos; sin embargo, muy poco se avanzo y aún están temas muy puntuales por resolverse, como: la ratificación en la Asamblea Nacional de los convenios 144 y 169 de la OIT y la aprobación de los acuerdos de la Mesa Tripartita, el reintegro de los dirigentes sindicales despedidos injustificadamente del sector gubernamental, restablecimiento del subsidio sindical a los sindicatos que les corresponde, el retiro de la querella penal que presentó el MITRADEL contra algunos dirigentes sindicales y el ejercicio de la libertad sindical en la C.S.S.

No fue ninguna sorpresa para nadie el respaldo logrado por las organizaciones sindicales panameñas en la última asamblea de la OIT, donde la mayor parte de los representantes de los sindicatos del mundo se solidarizaron con los panameños y abandonaron la sala de reunión al momento que el presidente panameño se dirigiría a los presente para dar a conocer las acciones de su gobierno en materia de libertad sindical, en lo que, según los dirigentes nacionales, hay todo un retroceso.

La realidad que hoy viven las dirigencias sindicales no está lejos de lo que viven otras organizaciones de la sociedad civil organizada, llámese ambientalista, pacientes, derechos humanos, defensa de los consumidores, seguridad ciudadana y muchas otras que luchan por ser escuchadas y son señaladas como ‘de oposición’, ‘con agendas propias’, ‘cuatro gatos’, ‘pequeños grupos’ y ‘con intensión manifiesta de cogobernar el país’. Los ciudadanos observamos con mucha atención estos acercamientos a dialogar con quienes desconocen, cuando existe una real percepción de compra de conciencia para neutralizar todas las acciones de protestas sociales ante los altos costos de la vida, la corrupción desenfrenada en las instituciones de gobierno y la pérdida de la institucionalidad, que han llevado a la población a mantener desconfianza y ausencia de credibilidad en sus dirigentes sociales, gremiales, sindicales, políticos y empresariales.

La gran mayoría de los panameños mantienen esperanza de mejores días, para ello es fundamental que los dirigentes naturales del país no permitan que sus voces sean acalladas en estos momentos que el PUEBLO necesita de ellos para tratar de mejorar la desigualdad de la distribución del sonado crecimiento macroeconómico, que solo llega a un reducido grupo de panameños y afecta la calidad de vida de la mayoría de la población, que aspira a una calidad de vida más equilibrada, más justa y con mejor igualdad de derechos para todos, en medio de las grandes bondades naturales, humanas y sociales que tiene nuestro país.

*ACTIVISTA SOCIAL.