Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Bolívar se ha quedado solo y triste

Durante el Consejo Permanente del pasado 24 de julio, la Organización de los Estados Americanos, como es usual, celebró en el Salón Simó...

Durante el Consejo Permanente del pasado 24 de julio, la Organización de los Estados Americanos, como es usual, celebró en el Salón Simón Bolívar, custodiado por su retrato al óleo, el aniversario 229 del Natalicio del Libertador. Fueron varios los representantes que hicieron uso de la palabra para honrar y recordar a tan excelso patriota americano, comentando el argentino que lo tanto que nos pudiera decir si se reapareciera frente a nosotros. Según el colega, Bolívar estaba por delante de su tiempo.

Quien liberó a Colombia, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Perú y también a Panamá merecía de nuestra reflexión. De seguro —señalé— que ese Bolívar pediría la palabra triste y molesto por lo que algunos en su nombre repetidamente justifican y que poco se compadece con su revolucionario pensamiento.

Cité varias frases de don Simón para demostrar que estaba por delante de su tiempo: ‘Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos’. ‘Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de moral’. ‘Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimiento es digno de ellos’. ‘Las buenas costumbres, y no la fuerza, son las columnas de las leyes; y el ejercicio de la justicia es el ejercicio de la libertad’. ‘Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía’.

Cuánta verdad en semejantes sentencias y que cada vez, en lugar de acercarnos a su legado, nos alejamos del mismo. Cuánta traición le hemos infringido a todo lo que él deseo para lograr la unidad de nuestros pueblos.

En su célebre Discurso de Angostura en 1819, al exponer su ideario político nos habla sobre la organización de un gobierno democrático que impida la entronización de la tiranía, asegure el ejercicio de la autoridad y la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos: ‘La continuación de la autoridad en un mismo individuo ha sido el término frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos, ... nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se originan la usurpación y la tiranía...’. Concluye Bolívar que el mejor gobierno es aquel que logra el equilibrio entre los poderes del Estado.

En ese compromiso de retomar el auténtico pensamiento bolivariano, Panamá, por el expreso deseo del Libertador, debe ser el punto de convergencia de todos los pueblos de nuestra América.

EMBAJADOR DE PANAMÁ ANTE LA OEA.