Temas Especiales

31 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Baila, baila, baila

B aila, baila, baila, novela de Haruki Murakami, publicada en 1988, traducida al español este año. Segunda parte de su primera novela ‘L...

B aila, baila, baila, novela de Haruki Murakami, publicada en 1988, traducida al español este año. Segunda parte de su primera novela ‘La caza del carnero salvaje’. Murakami despliega toda su magia narrativa, en un mundo onírico surreal, nos conduce a la antesala del infierno.

Entramos en otra dimensión del tiempo y el espacio.

Despliega un realismo mágico murakiamo.

Atesora figuras míticas como el hombre carnero, reaparecen visiones, fantasmas, medita sobre la cercanía de la muerte, abundan pesadillas, premoniciones y sueños se mezclan, en fascinantes mundos paralelos.

Murakami critica la sociedad de consumo. En el capitalismo el derroche es la mayor virtud.

Hay elementos coincidentes en su última obra.

Haruki Murakami es el escritor más cotizado en Japón y Europa, nominado al Premio Nobel de literatura.

Afirma: ‘Lo que buscamos es una compensación de lo que no tenemos’.

El personaje principal es un publicista que escribe por encargo.

Regresa con urgencia al Hotel Delfín, al norte de Japón, donde vivió un extraño romance con Kiki, una hetaira que modelaba sus bellas orejas, quien desaparece misteriosamente.

Al llegar a Sapporo, encuentra que en el lugar donde estaba el antiguo hotel Delfín, se levanta un hotel de lujo, moderno línea Bauhaus, completamente distinto al que dejó, con el mismo nombre. Corresponde a una nueva clase de hotel urbano de lujo. El viejo hotel fue comprado por unos grupos de la derecha radical, la empresa es acusada de corrupción, utiliza la yakuza (equivalente del crimen organizado japonés) para echar a los antiguos dueños, como símbolo de transformación de la zona. El antiguo dueño del hotel resistió hasta el final, pasaron sucesos lamentables.

Al llegar a su destino realiza que entra en otra dimensión, el tiempo se congela, en el memorable encuentro con el hombre carnero, personaje mítico egipcio.

En el piso 16 sintió una oscuridad absoluta, era el hombre al que le habían arrancado los párpados, los cubría con piel de carnero para sobrevivir. Lo envuelve una sensación aterradora, aquella oscuridad estaba cargada de partículas violentas, al entrar en un espacio extraño le invadió una impotencia. El hombre carnero lo estaba esperando. Extenuado, le advierte que no se deje llevar por los acontecimientos de la vida: ‘Baila, baila, baila no dejes de bailar. No pienses por qué lo haces. No des vuelta ni busques significados a las cosas’.

Desconoce dónde comienza o termina lo real o lo imaginario.

Percibe que Kiki lo llama desde otra dimensión en el tiempo-espacio que no puede definir. Desesperado encuentra su rostro en una película que actúa con un Gotanda, actor que fuera su compañero de escuela. Asiste obsesivamente a los cines a ver la escena donde Kiki y su amigo hacen el amor. Se reúne con Gotanda, actor fracasado, llaman a unas meretrices de lujo. Mei con quien pasa la noche era amiga de Kiki.

Al día siguiente es asesinada en un hotel de lujo, una tarjeta de visita suya aparece en su cartera es llevado detenido por la policía. Una red de prostitución estaba involucrada. Era un servicio a domicilio internacional de lujo relacionada a empresas millonarias.

Cual fue su asombro cuando Yuki, una niña vidente de trece años, descubre que Gotanda mató a Kiki. Este había cometido una serie de crímenes contra otras profesionales del sexo. Al sentirse descubierto se suicida, hundiéndose en su Maserati al mar.

El acertijo de su vida se ira dilucidando a través de muchas experiencias que salen de su control, vinculándose con seres exóticos que le dejan una enseñanza.

Puede que en el mundo ya no haya lugar para él, se ha endurecido, lo que se endurece nunca vuelve hacer como antes. Al abandonar las cosas nos vamos desgastando. Describe el paso del tiempo en un universo imperfecto.

Se desliza en el agujero del tiempo.

El vacío se traga la gente en una atmósfera de intriga existencial.

Haruki Murakami, «Baila, baila, baila», Tusquets Editores, Barcelona, 2012. 453 páginas.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA