Temas Especiales

24 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Un 9 de enero mancillado

Uno mi protesta a la indignación que ha provocado el desprecio que las autoridades nacionales y municipales de Panamá y de Colón mostrar...

Uno mi protesta a la indignación que ha provocado el desprecio que las autoridades nacionales y municipales de Panamá y de Colón mostraron el día que se cumplió este año un nuevo aniversario de la gesta patriótica de 1964. Por caer en mitad de semana, pasó sin mayor consecuencia una fecha de tanto significado en el calendario de nuestra nacionalidad mientras los directivos del partido oficialista —su presidente incluido— aprovecharon, ese día precisamente, para convocar una conferencia de prensa para anunciar un asunto electoral interno de interés exclusivo para sus miembros, sin ninguna trascendencia nacional.

Aquel pabellón nacional rasgado, Ascanio y otros héroes muertos, cientos de heridos —algunos lisiados de por vida, juventud ultrajada, soberanía nacional vejada, nación humillada, pueblo burlado: toda aquella tragedia nacional fue relegada al olvido este año cuando nada mereció siquiera un condescendiente recuerdo, ni siquiera un anodino comunicado oficial para cuidar apariencias. Es lamentable que esa actitud pudiese ser el resultado de un sistema educativo que haya relegado la fecha y su significado a la trastienda de nuestra historia. Es lamentable que olvidemos aviones de combate de propulsión que sobrevolaron a bajísima altura la capital con intención de amedrentar al pueblo; y que nos prohibieron con fusiles el paso al interior por el Puente de las Américas y la entrada a Colón por la carretera Transístmica.

Basta recordar que la indignación nacional obligó al gobierno a romper relaciones diplomáticas: ‘En nombre del Gobierno y pueblo de Panamá, presento… formal protesta por los actos de despiadada agresión…. Contra la integridad territorial de la República y su población civil indefensa durante la noche del día de ayer y la mañana de hoy. …La forma inhumana como… agredieron a una romería de no más de cincuenta jóvenes estudiantes de ambos sexos de escuela secundaria, que pretendían desplegar en forma pacífica la enseña nacional en esa faja de territorio panameño, carece de toda justificación. … Cumplo con informar… que debido a los sucesos a que antes me he referido, el Gobierno de Panamá considera rotas las relaciones diplomáticas con su ilustrado gobierno, y en consecuencia, ha impartido instrucciones a su embajador… para que regrese cuanto antes a la Patria’.

¿Cómo podemos olvidar hoy el fervor patriótico de aquella juventud que obligó al gobierno nacional a tomar una medida tan digna y firme, cónsona con el sentimiento nacionalista de indignación que brotó en el ánimo de todos los panameños?

El 9 de enero de 1964 merece un lugar especialísimo en la historia panameña y en el corazón de los panameños. Pero nunca se logrará mientras cada año las autoridades lo menosprecien, las escuelas lo ignoren y las nuevas generaciones lo aprovechen para ir a las playas o irse de ‘shopping. ’No se trata de fomentar el odio hacia nadie ni abanicar revanchismos, pero sí de honrar un momento muy especial que marcó un antes y un después en nuestra vida de nación independiente.

Cierto que hubo un grito de independencia en 1903 pero fue un movimiento incruento gracias a la protección de naves de guerra y a la apatía de soldados no dispuestos a defender con su sangre un terruño extraño e inhóspito. En cambio el grito de independencia de la Generación Institutora del 64 ha sido el grito que con mayor fervor patriótico se haya lanzado en nuestra historia. Y lo estamos ignorando hoy. Vergüenza y lástima.

Más importante que el 500 aniversario del descubrimiento del Mar Pacífico, considero el 50 aniversario de la Gesta de Enero. Organicemos actos dignos el próximo año. No olvidemos que honrar, honra.

EX DIPUTADA