Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Dónde están los autollamados voceros de la Sociedad Civil?

Cuando en nuestro país se estableció la participación independiente de aquellos ciudadanos con potencial, trayectoria y respaldo para as...

Cuando en nuestro país se estableció la participación independiente de aquellos ciudadanos con potencial, trayectoria y respaldo para aspirar a la Presidencia de la República, inmediatamente pensé en Angélica Maytín, Ana Matilde Gómez, Maribel Jaén, Magaly Castillo, Aurelio Barría, Miguel Antonio Bernal, Idalia de Martínez, Raisa Banfield, Genaro López, Saúl Méndez, Andrés Rodríguez, Rafael Chavarría, Mariano Mena, y otros que cada día aparecen en los medios anunciando cataclismos y destrucción para Panamá y todos los que vivimos en este país.

Esperaba verlos madrugando a las puertas del Tribunal Electoral, para solicitar la documentación necesaria y ofertarse como aspirantes a la Presidencia, supuestamente de la mano de ‘la Sociedad Civil’ a quien ellos dicen representar. Una representación utópica, ya que jamás han podido demostrar que tienen seguidores que les permitan acceder a un cargo de elección popular, y mucho menos para llegar a la más alta magistratura.

Todos entendemos que la lucha por el poder político ya inició. Algunos partidos lo hacen con mayor intensidad, otros con un nivel más bajo y algunos esperan la oportunidad de pegarse a los tres grandes, para entonces como rémoras, tratar de salir como ganadores sin aportar mucho caudal político. Todos sabemos que ese plan se encuentran los que encabezan el Partido Popular, cuyos dirigentes han logrado colarse durante dos períodos seguidos en la fórmula ganadora, casi sin saber leer ni escribir. Y a eso están jugando hoy día.

La dirigencia de ese colectivo intenta ganar adeptos haciendo un llamado a una coalición de los partidos de la oposición, que los valore en la misma medida de los arnulfistas y perredistas, quienes en conjunto suman más de 900 mil votos y ellos, no llegan ni a los 15 mil, tomando en cuenta un grave fraccionamiento interno. A juicio de muchos que intentamos analizar la cosa política en nuestro país, cualquier precandidato a representante, diputado o alcalde en circuitos uni o plurinominales reúne mayor cantidad de votos que todo el PP junto.

En el actual estado de cosas, rumbo al 2014, ya observamos que partidos como el PRD, Cambio Democrático, el Panameñismo y el Molirena, afilan sus estructuras internas para iniciar el proceso de escogencia de sus abanderados. En el panameñismo, todos sabemos que Juan Carlos Varela, quiso llegar como candidato único, pero, para dar la sensación de apertura democrática, inscribieron a tres reverendos desconocidos como potenciales aspirantes a la nominación. Incluyendo a uno, que tiene una denuncia por irregularidades cometidas durante su gestión como director del Registro Público. Esa postulación, que todos sabemos no va para ningún lado, le permitirá gozar de un fuero electoral, que detiene temporalmente el proceso seguido en su contra.

El PRD registra 18 aspirantes, de los cuales se puede evaluar a cuatro o cinco con opciones. Los demás son personajes que han utilizado esa posición para negociar cuotas de poder. Todos sabemos quiénes son esos ‘fantoches’, que les encanta presentarse como candidatos a la Presidencia, para registrarlo en sus hojas de vida y gozar de fuero electoral.

En el partido de gobierno ya se reunió la comisión política, para lanzar las bases de lo que será su contienda interna. Se les ha solicitado a los que intentan ser abanderados que renuncien a los cargos públicos, ya que no hay compatibilidad entre el ejercicio público y el proselitismo que debe implementarse para poder ofertarse como aspirante a la nominación presidencial. Se abrió el compás para que se puedan inscribir todos los que aspiren a ser candidatos a cargos de elección y se han establecido los plazos para ello. En este partido la cosa luce más difícil, ya que hay candidatos que tienen niveles aceptables de percepción popular, ya reúnen en torno a sí buen nivel de aceptación. En cambio, hay algunos que los conocen en sus casas a la hora de pagar las cuentas.

El otro partido que tiene posibilidades de presentar candidato propio o en alianza con Cambio Democrático, es el MOLIRENA, que ya tiene en movimiento su calendario electoral interno y afina estrategias para definir la ruta a seguir hacia el primer semestre del año en curso, cuando deben definirse las posiciones en el equipo político de gobierno.

No se debe depositar el voto por impulso. El voto debe ser el resultado de un amplio y profundo análisis de lo que tenemos hoy, versus lo que dejaron los gobiernos anteriores.

PERIODISTA