Temas Especiales

24 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

El proceso de la acreditación universitaria y sus resultados

Producto de la implementación de la Ley 30 de 20 de julio de 2006, se realizó la primera convocatoria para la evaluación con fines de ac...

Producto de la implementación de la Ley 30 de 20 de julio de 2006, se realizó la primera convocatoria para la evaluación con fines de acreditación institucional. Cada universidad presentó su autoevaluación y su plan de mejoramiento al Coneaupa, para dar paso al proceso de visita externa.

Las visitas externas, fueron organizadas y dirigidas técnicamente por la Secretaría Ejecutiva a través de la CTEA; para cumplir las normativas, así como las decisiones emanadas del Consejo para solventar temas no reglamentados. La primera experiencia panameña en este ámbito fue una tarea que se cumplió con la rigurosidad apropiada para el momento. Sabíamos que nuestro comportamiento ético y moral era crucial para el proceso ya que había que generar la confianza en la comunidad universitaria, en el ciudadano común y en la comunidad internacional. Hoy podemos sentirnos orgullosos del deber cumplido; la Secretaría Ejecutiva y su personal técnico en todo momento mantuvieron su honra en un sitial privilegiado y hoy la comunidad nacional e internacional reconoce la seriedad del trabajo realizado.

Para garantizar, a la luz de la ciudadanía, la transparencia del proceso emprendido por el equipo técnico y los equipos de pares académicos; contamos con la colaboración decidida de ciudadanos de reconocido prestigio por su conducta ética, misma que les ha llevado al éxito empresarial sostenido. Estos personajes pasaron la barrera de la observación pasiva a la observación como garantes del proceso de visita externa.

El papel de los pares académicos fue fundamental. Todos fueron elegidos por su idoneidad profesional para evaluar la calidad educativa de acuerdo con el contexto. Los equipos conformados, emitieron juicios acordes a lo que la universidad dice ser en su informe de autoevaluación y lo que realmente es en la práctica. Nos acompañaron verdaderas autoridades en la educación de Norte, Centro y Sur América que lejos del deseo de lucrar con sus conocimientos, los movió la profunda convicción de implantar sistemas de calidad que aseguren el desarrollo de Panamá y por ende de América Latina y el mundo.

Los cuatros factores que se evalúan han sido el centro para las mejoras en todas las universidades y en este sentido reconocemos el papel decisivo, desempeñado por los rectores. Los cambios logrados no han sido solo cosméticos sino también estructurales, tales como: modelo educativo, bases para realizar investigaciones que generen nuevos conocimientos, proyección social; cultura, administración e infraestructura para lograr los ambientes requeridos para el aprendizaje.

Los 10 miembros activos del Consejo, bajo la sabia conducción de la ministra de educación estuvieron abocados a presiones políticas y económicas; quejas válidas y otras sin mucho fundamento; sin embargo, todos fueron escuchados y afirmamos sin temor a equivocarnos, que los valores democráticos y la fundamentación técnica prevalecieron en la toma de decisiones.

Muchos cambios positivos se han hecho sentir, ver y palpar; antes, durante y después de la visita, lo cual es un indicador fundamental que nos lleva a inferir que la evaluación y la acreditación universitaria llegaron a Panamá para quedarse y el mejoramiento continuo es hoy una realidad dentro de la academia panameña.

*COMISIÓN TÉCNICA DE EVALUACIÓN Y ACREDITACIÓN, CTEA, SECRETARÍA EJECUTIVA DEL CONEUPA.