Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Federico en su balcón

Novela póstuma de Carlos Fuentes, obra dura, difícil, su testamento literario, su despedida... muestra la vida de cuatro amigos revoluci...

Novela póstuma de Carlos Fuentes, obra dura, difícil, su testamento literario, su despedida... muestra la vida de cuatro amigos revolucionarios que vienen de distintos niveles sociales —un judío, los hermanos Loredano, antiguos aristócratas pasan a las filas de la revolución y Aarón representa el pueblo. Es una novela sobre el poder, una reflexión profunda sobre cómo incide en la vida de todos, en las decisiones pequeñas y privadas.

Federico en su balcón plantea un diálogo con el filósofo alemán Friedrich Nietzsche, poco convencional.

Comienza con la historia de Mercier, un asesino en serie, fetichista, viste con las ropas íntimas de sus víctimas adolescentes; relata una historia paralela crudamente, violencia intrafamiliar, el caso de Elisa, una niña violada por su madre y padrastro a los nueve años, es adoptada por una familia cristiana a la que envenena. Es rescatada por Aarón, su abogado, líder político que se hará cargo de ella. Su hermano Dorian hermafrodita, disfrazado de mujer, se prostituye.

Asesina a su amigo Dante Loredano, lo manda a fusilar, el usurpador desea quedarse solo en el poder, sin compartirlo. Pero al final es ejecutado y degradado públicamente.

Fuentes falleció en México el 15 de mayo de 2012. ‘Federico en su balcón’ es la última obra del escritor mexicano, nacido en Panamá en 1928. Comienza cuando Dante entabla un diálogo con su vecino de balcón, Nietzsche, que lo guía a través de una ciudad desconocida que está experimentando una revolución social, presenta personajes representativos cuyas reflexiones presentan ‘un retrato hablado’ de Fuentes y un ‘retrato múltiple que se multiplica en todos sus personajes’. Premio Cervantes (1987) y Príncipe de Asturias (1994), Fuentes fue uno de los principales representantes del ‘boom’ latinoamericano y cuenta con una prolífica obra.

El significado de Federico en su balcón es una lucha entre lo público o el poder.

Dante Loredano, afronta una revolución social contra la oligarquía del poder económico y social, Fuentes traza el círculo de su vida.

Novela de carácter testamentario, escrita lúcidamente.

Hay un desdoblamiento en sus personajes. La Asamblea culmina en Terror, el judío Saúl Mendés es ‘El ideólogo puro’ /.../ no quería el poder. Quería la revolución, su mujer lo asesina, la exmonja María Águila para que no se corrompa. La revolución es guerra. Aarón Azar forma parte del grupo revolucionario que acabará en la dictadura militar del general Del Sargo, es ejecutado, necesitan la guerra para hacer negocios, fabricar, vender armas, el presidente decapitado había paseado por las calles, entregado a la rancia aristocracia. Al margen de la élite de los revolucionarios, el zapatero Basilicato es el personaje que sufre más clara evolución, simboliza la fuerza de la ignorancia y la corrupción. Sobrevive a los embates de las violencias. La historia de Lili Bianchi, madre imaginaria de Gala, sale de un orfanato, mantiene una relación amorosa con los hermanos Dante y Leonardo, quien acabará colaborando con la reacción.

Fuentes juega con las identidades. Las ideas de Nietzsche sobre el eterno retorno, la defensa de la violencia. El tiempo es cíclico en los procesos revolucionarios suceden hechos paralelos. Aarón y Dante simbolizan dos actitudes. Dante convence a las multitudes con su oratoria. Aarón vive el proceso en la soledad, los personajes se desdoblan, las revoluciones acaban con los revolucionarios. La amante de Andrea del Sargo es la madre de los Loredano una aristócrata francesa de 60 años, él 37. Un pesimismo radical envuelve la obra. Fuentes prescinde del tiempo lineal.

‘Por un instante, la sensación de vivir un amanecer interminable en el que ni la noche ni el día volvían a manifestarse. Solo ocurría esta incierta hora, pasajera, convertida en eternidad’.

La novela de Fuentes es una conversación con Nietzsche: protagonizada por ambos interlocutores.

Nietzsche afirmó ‘Dios ha muerto’, Dios, para contradecirlo, le da una segunda vida, le permite observar un mundo donde todo es un eterno retorno.

Manifiesto personal humano, muestra facetas de la vida a través de los personajes.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA.