Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

No te des por vencido

‘ Todo me sale mal’, ‘qué mala suerte tengo’, son frases que se repiten en algunas personas cargadas de angustia, desconsuelo o amargura...

‘ Todo me sale mal’, ‘qué mala suerte tengo’, son frases que se repiten en algunas personas cargadas de angustia, desconsuelo o amargura, producto de determinadas situaciones que les salen mal. Y, se confunden desilusiones, contrariedades o frustraciones con una especie de ‘estado’ o ‘entorno’ que les impide tener éxito. Y, tras varios fracasos, se entierran sueños, pensando que son imposibles de alcanzar. Hasta el suicidio muchas veces protagoniza y agoniza en la mente de aquellos que una o tantas veces lo intentaron y no lo lograron. Ese caso podría ser el tuyo. Te invito a leer estos testimonios de quienes, a pesar de las frustraciones y desilusiones, no se dieron por vencidos:

Luo Ferrante habla con la libertad que le dan los ocho años que estuvo en una cárcel de máxima seguridad por pertenecer al clan de los Gambino y de John Gotti de la mafia de Nueva York. Lou Ferrante dice que se salvó gracias a los libros. ‘Al principio era durísimo, no tenía ni el vocabulario ni la capacidad de atención. Me dolían los músculos de la vista, tenía dolores de cabeza, me pusieron gafas, pero seguí leyendo’. Hoy día es autor de varias obras de motivación y autoayuda, y de gran éxito en ventas. Tiene su propio programa de televisión en Discovery Channel: Desde la celda. Vive en el campo, cerca del bosque, apartado de lo malo que le llevó a los infiernos. Lee apasionadamente, escribe libros, cuenta su historia y recorre las cárceles de máxima seguridad en varios países, con la sola idea de ayudar a otros a salir de esa vida de infierno.

Los profesores de Thomas Edison le dijeron que era demasiado tonto para aprender nada, y lo botaron de sus dos primeros trabajos por no ser productivo. Para inventar la bombilla necesitó mil intentos antes de conseguirlo. Un reportero le preguntó: ‘¿Cómo te sentiste al fallar mil veces?’. A lo que Edison le contestó: ‘No fallé mil veces, la bombilla es un invento de mil pasos’.

J. K. Rowling, la mujer que escribió los libros de Harry Potter, acababa de divorciarse y sufría de una depresión que la tenía al borde del suicidio. Rechazaron su primer libro doce veces. ¿Te imaginas que se hubiese dado por vencida al octavo o décimo rechazo?

Albert Einstein, no fue capaz de hablar hasta los cuatro años y no aprendió a leer hasta los siete. Para sus padres era deficiente en todo. Uno de sus profesores lo describió como mentalmente lento, nada sociable, y perdido en sueños tontos. Fue expulsado de su colegio y no lo admitieron en la escuela politécnica. Aprendió a hablar, escribir y, ¡a hacer algo de matemáticas!

Walt Disney fue destituido de un periódico porque le faltaba imaginación, no tenía buenas ideas y, no era creativo. Sus primeras empresas quebraron y quedó en la bancarrota. Cuenta la historia que le rechazaron 302 veces antes de construir su parque de atracciones Disneylandia.

Bob Dylan cantó su inocencia y el cine contó la historia de los veinte años que Rubin ‘Huracán’ Carter pasó en prisión por un crimen que no cometió. Los alegatos en su contra estaban basados más en el racismo que en la razón. El exboxeador, que pudo ser el campeón del mundo en su categoría, y 27 años después de ser liberado, sigue luchando por los que han sufrido como él. Este año se cumplen 49 años de la pelea que lo lanzó a la fama. Su carrera se apagó cuando entró en la cárcel, pero no su lucha por los derechos sociales de aquellos que injustamente pagan por crímenes que otros cometieron. Hasta 2005 presidió la Asociación para la Defensa de los Condenados Injustamente y hoy da charlas por todo el mundo. Con sus 71 años, dice: ‘Sigo luchando, da igual cuál sea el obstáculo, porque la vida es una carrera de obstáculos que tienes que vencer’. Vive en Toronto, Canadá, y tiene dos doctorados honoríficos en leyes, por una universidad canadiense y otra australiana.

Que enorme fuerza tenía el ‘debilucho’ de Mahatma Gandhi y qué obra tan descomunal realizó la ‘insignificante’ monjita, Madre Teresa de Calcula.

Aquí en Panamá igualmente hay historias que contar de hombres y mujeres que vencieron el fracaso y son recordados y reconocidos como grandes líderes y héroes, dejando huellas difíciles de borrar. ¿Quién contra ellos?

Muchas veces planificamos de manera perfecta y lo inesperado cambia todo. La vida es como una rueda donde una vez estamos arriba y otras abajo, la vida es como una escalera en la que caemos y retrocedemos escalones o, perdemos algunos peldaños. Si en estos instantes sientes que estás pasando por momentos difíciles, no pierdas tiempo en buscar qué o quién es el causante de que las cosas no hayan salido como esperabas, porque, aunque lo descubras, eso no cambiará la realidad. Las razones o las causas no son el punto focal en este caso, lo lógico es enfrentar el nuevo contexto y salir adelante.

Jamás debemos renunciar a que no se nos quite el derecho a la vida, a la libertad, a ser felices, a vivir en paz y, a mejorar como personas y profesionales. Camina por la vida con pasos firmes, no de puntillas. Cree en tus propias ideas, instintos y sensaciones. Aunque escuches consejos que no te motiven, arriésgate a tomar tu propio camino. Si te equivocas solo tienes que volver a levantarte. Inténtalo y verás...

ESPECIALISTA DE LA CONDUCTA HUMANA.