Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Panamá como centro de producción de películas

Se anuncia la producción de una próxima película que se rodará en Panamá sobre la vida de Roberto Durán, uno de los máximos exponentes d...

Se anuncia la producción de una próxima película que se rodará en Panamá sobre la vida de Roberto Durán, uno de los máximos exponentes del deporte nacional con renombre universal. Posiblemente muchos no hayamos comprendido el total significado del proyecto, viendo únicamente el aspecto promocional para Panamá y el justo reconocimiento al atleta. Pero, además del mérito que esos factores tienen, hay algo más: interesante es también considerar los beneficios tangibles que actividades como esa aportan a nuestra economía.

La historia no comienza hoy. Un historiador cuenta que en 1897 se presentó la primera exhibición local de imágenes en movimiento, producidas en el extranjero, y que fueron los norteamericanos quienes a inicios del siglo pasado hicieron las primeras filmaciones, circunscritas a aspectos de la construcción del Canal. Fue en 1943 cuando se produjo un primer documental panameño sobre balserías de los Ngäbe Bugle y más tarde se realizaron trabajos que pueden llamarse propiamente películas, en el sentido actual, con artistas, directores y productores panameños, como ‘Al calor de mi bohío’ y ‘Cuando muere la ilusión’, entre 1946 y 1949, sin apoyo oficial.

Durante las siguientes dos décadas se realizan otros trabajos de diversa índole —documentales, noticiarios, cortometrajes, largometrajes—, tanto oficiales como privados, y se crearon cine clubes, sobre todo vinculados a la Universidad de Panamá. Pero es a finales de la década del 60 cuando empiezan a realizarse coproducciones con cineastas extranjeros, primero argentinos y luego mexicanos.

Esa incipiente actividad artística, como es la producción cinematográfica, ha adquirido un creciente impulso últimamente que, en honor a la verdad, debe ser aplaudido. Películas de cuña nacional como ‘Chance’ o de marcas internacionales como ‘El Sastre de Panamá’, ‘Basic’, ‘Contraband’ o ‘Quantum of Solace’, han logrado dos resultados: desarrollar el talento nacional y situar a nuestro país en la competencia internacional entre lugares apropiados para producir y rodar películas de largo metraje.

En ese sentido, una ley aprobada hace un par de años trata de que la industria del cine sea un nuevo elemento que contribuya a la economía nacional, promoviendo la producción de películas nacionales y extranjeras, brindando incentivos tributarios y creando un fondo especial para el desarrollo cinematográfico, incluyendo donaciones a proyectos cinematográficos.

Un apoyo gubernamental a esta industria no es nada novedoso. Un ejemplo reciente y digno de imitar es el mostrado por el Estado de Michigan en EE. UU. La ciudad de Detroit, que se ha declarado en quiebra en razón del cierre de sus plantas de automóviles, ha sido escogida para el próximo rodaje de parte de una película de Batman y Supermán. El perfil de la ciudad como telón de fondo ha sido un factor determinante, así como el aporte de US$35 millones que el gobierno estatal hará a los costos de producción de la compañía cinematográfica, que se estiman en US$131 millones.

A cambio del aporte oficial, aparte de cultivar la reputación de la ciudad como centro para rodaje de películas, se estima que se producirán 426 puestos de trabajo a tiempo completo, 6,000 hombres/días de trabajo extra, 500 vendedores locales durante la producción, US$5.1 millones de gastos en hoteles y US$3.5 en otros desembolsos misceláneos. Podríamos beneficiarnos de igual manera.

Otra actividad entre nosotros, el Festival Internacional de Cine (IFF) celebrado recientemente, es también esfuerzo digno de mayor promoción, porque atrae miradas hacia Panamá como centro relevante en asuntos concernientes a ese arte. Pero, al mismo tiempo, causa dolor y tristeza que se permita la destrucción de un símbolo de nuestra cinematografía de antaño como fue el Teatro Bella Vista. Son incongruencias imperdonables.

EX DIPUTADA DE LA REPÚBLICA.