Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Holismo, educación y complejidad en el aula

La educación holista está basada en un conjunto radicalmente diferente de principios acerca de la naturaleza del mundo en el cual vivimo...

La educación holista está basada en un conjunto radicalmente diferente de principios acerca de la naturaleza del mundo en el cual vivimos, acerca de la naturaleza humana y acerca de la inteligencia, el pensamiento y el aprendizaje.

Muchos docentes se aferran a teorías y postulados, lo que hoy nos queda claro es que la educación holista es una estrategia comprensiva para reestructurar la educación en todos sus aspectos: la naturaleza y el contenido del currículo, la función del maestro, los estudiantes y los administradores escolares, la manera como el proceso de aprender es enfocado, la estrategia para reestructurar completamente el sistema educativo, la importancia de los valores y la naturaleza de la inteligencia.

Como una estrategia comprensiva, la educación holista nos provee de un marco coherente e integral que incluye todos los aspectos a ser considerados en una reforma educativa. Filosófica y conceptualmente la educación holista está basada en nuevos principios sobre la inteligencia, el aprendizaje, el ser humano, la sociedad y el universo que habitamos, principios surgidos desde los nuevos paradigmas de la ciencia, tales como la física cuántica, la teoría del caos, la teoría holográfica del cerebro, las ciencias cognitivas, el desarrollo sustentable, la ecología profunda, etc.

La educación holista es más un arte que una tecnología. Percibe al mundo en términos de relación e integración, reconoce que toda la vida en la tierra está organizada en una vasta red de interrelaciones. Cuando los principios holísticos son aplicados a la educación la escuela empieza a funcionar como un sistema vivo, como una comunidad de aprendizaje, porque los sistemas vivos son por naturaleza comunidades de aprendizaje, el mejor modelo para una escuela como comunidad de aprendizaje es la comunidad ecológica.

Esto significa también que la verdadera educación debe basarse en principios ecológicos, la educación holista nos da un camino ecológico para aprender y enseñar. La comisión para ‘la educación del siglo XXI’ de UNESCO ha señalado un conjunto de recomendaciones para orientar la educación hacia las necesidades e intereses de las comunidades del nuevo milenio, estas recomendaciones y otras más surgidas de diferentes experiencias educativas son recogidas por la educación holista, llegando a construir una propuesta integral y estratégica para educar a los seres humanos en un nuevo sentido de la experiencia humana.

Haciendo un análisis de las diferentes premisas que debería soportar el ejercicio educativo, teniendo como epicentro la educación del sujeto en la escuela, la cual debería convertirse y ser un entorno en el que el sujeto se prepare para una auténtica comunidad, la que supere esa antítesis, en que hasta hoy nos debatimos: ‘o un individualismo que ignora la sociedad o un conocimiento que ignora al hombre’. Debemos buscar centros educativos que favorezcan el equilibrio entre la iniciativa individual y el trabajo en equipo consensuado.

Los centros educativos deben atender a las necesidades biopsicosociales espirituales de cada uno de los miembros de la comunidad educativa, pues el usuario que se pretende rescatar en esta deshumanización que en nuestro tiempo ha provocado la ciencia generalizadora es el dicente en sí, un dicente, que no vive en un universo matemático sino en una sociedad del conocimiento.

*DOCENTE UNIVERSITARIO Y PSICOPEDAGOGO.