Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Honrar, honra

La Academia Americana de las Artes y las Ciencias (American Academy of Arts and Science, AAAS) es una organización estadounidense que se...

La Academia Americana de las Artes y las Ciencias (American Academy of Arts and Science, AAAS) es una organización estadounidense que se dedica desde 1780 —primordialmente— a la enseñanza y el avance del conocimiento.

Es una de las sociedades más antiguas y prestigiosas conocidas en EE. UU. y un centro de investigación independiente, que se nutre de los conocimientos de sus miembros, para llevar a cabo estudios de política científica y tecnológica, la seguridad global, las humanidades y la cultura, la política social y la educación.

El objetivo de la AAAS es ‘cultivar las artes y las ciencias que puedan incrementar el interés, el honor, la dignidad y la felicidad de la gente libre, independiente y virtuosa.’. Benjamín Franklin, Alexander Hamilton, Robert Mapplethorpe, Willie Colón, Igor Stravinsky, John F. Kennedy, Madeleine Albright, Julia Child, Hillary Clinton, entre algunos de ayer y hoy, han sido parte de los asociados a la AAAS.

Desde su fundación, la AAAS ha elegido a líderes ‘pensadores y hacedores’ de cada generación. Está compuesta actualmente por más de 300 premios Nobel, unos 100 ganadores del Premio Pulitzer y muchos de los artistas e intérpretes más célebres del mundo.

La Academia Americana de las Artes y las Ciencias en octubre pasado, en solemne ceremonia, admitió a Richard Cooke, quien, junto a 164 artistas influyentes, científicos, académicos, escritores y líderes institucionales, se suma a la lista de notables ciudadanos que han aportado al desarrollo de las ciencias y las artes. Richard Cooke es admitido a la organización en calidad de Investigador Extranjero Distinguido.

Los miembros de la promoción del 2013 incluyen a los ganadores del Premio Nobel, la Medalla Nacional de la Ciencia, el Premio Lasker, el Premio Pulitzer y el Premio Shaw, la Medalla Fields, las becas MacArthur y Guggenheim, los Kennedy Center Honors y los Grammy, los Emmy, además de los premios Oscar y Tony.

Quienes hemos tenido el privilegio de conocer a Richard Cooke reconocemos en él un consagrado investigador y extraordinario ser humano. De nacionalidad británica, pero panameño de corazón, ha dedicado su carrera profesional y científica a estudiar el Panamá Prehispánico.

Doctorado por la Universidad de Londres, Richard hace de Panamá su tierra y su proyecto de vida hace más de cuarenta años. Se casa y tiene tres hijos panameños (Juana, Ana e Ian) y se compromete como profesional de la arqueología a sumergirse en el quehacer nacional desde donde se proyecta como investigador y docente.

Trabaja desde hace muchos años como investigador en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical —instancia científica con cerca de cien años de presencia e investigación tropical— en Panamá. Desempeñó importantes cargos públicos para el Instituto Nacional de Cultura, docente en la Universidad de Panamá, de la Florida State University, investigador distinguido de SENACYT y galardonado con la Orden Vasco Núñez de Balboa.

Los recientes trabajos de Richard Cooke documentan el desarrollo y la ecología de los asentamientos prehispánicos en el archipiélago de Las Perlas, así como la llanuras próximas a la Bahía de Parita, como parte de un programa más amplio que procura reconstruir, conjuntamente con especialistas de otras disciplinas, como genetistas y lingüistas, la historia de los pueblos indígenas de la región istmeñas desde su llegada al Istmo hace unos 15,000 años. La investigación y proyección docente de Cooke lo colocan como promotor de la formación de arqueólogos en Panamá y Centroamérica.

Más allá de la profusa y abundante producción académica Richard Cooke, que no alcanzaría este espacio para poner en perspectiva, es, como muchos de los que tropiezan con esta tierra, un ciudadano comprometido con los procesos de documentación e investigación histórica en Panamá. Las tareas y compromiso de Richard Cooke con la ciencia y la investigación y de los antecedentes de la sociedad panameña se transforman más allá de una acción, un compromiso de vida.

En la ceremonia de reconocimiento de la AAAS, el secretario, Jerrold Meinwal, al distinguir a Richard Cooke, dice: ‘se reconoce el logro y la vitalidad de los individuos más destacados de hoy que, junto con la Academia, trabajarán para promover el bien común... (...) ... estos hombres y mujeres distinguidos están haciendo grandes progresos en su búsqueda por encontrar soluciones a los desafíos científicos, humanísticos y políticos más apremiantes de la época’.

El reconocimiento a Richard Cooke es una noticia que en el Mes de la Patria amerita estar en la noticia y objeto de divulgación. Bajo el más estricto sentido de responsabilidad y bajo el compromiso nacional de honrar a quien honra, se hace necesario sumarse a las voces y reconocimiento mundial a Richard Cooke, por la excelencia del trabajo y compromiso nacional.

HUBERT HUMPHREY FELLOW.