Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Quién será el alcalde de la capital?

La Alcaldía del Distrito de Panamá es la principal de nuestra organización territorial en cuanto a municipios, ya que implica la respons...

La Alcaldía del Distrito de Panamá es la principal de nuestra organización territorial en cuanto a municipios, ya que implica la responsabilidad de la capital del país con todos sus deberes y obligaciones, que implican el ejercicio de una adecuada administración en diversos tópicos; en la cual, la primera visión ante los ciudadanos y atractivo consecuente para los que aspiran al cargo son los recursos o presupuesto que son asignados.

Recursos que han ido incrementándose sustancialmente al pasar de los años, posterior a la adecuación y regulación jurídica mediante la cual el mismo(a) es seleccionado por medio de la elección popular.

Debemos dejar claro que es atractivo por los recursos asignados desde la esperanza personal y perspectiva de que los aspirantes logren la administración de la misma, bajo la convicción y compromiso de desarrollar todos los mecanismos atinentes a su responsabilidad en beneficio de los habitantes capitalinos y todos los que de alguna forma se desarrollan en la misma, en donde contarán con los recursos para lo necesario.

Es menester indicar que el ciudadano seleccionado por elección popular para este cargo, indistintamente de las dificultades que estamos viviendo como sociedad en la carencia e inminente credibilidad en los políticos, independientemente del cargo que se aspire, debe tomar en consideración llevar a cabo la diferencia, porque es sumamente lastimoso que por acciones de responsabilidad fallida personalísima, bajo la credibilidad de que los cargos públicos una vez obtenidos, son botines para uso personal, para satisfacer las necesidades propias o partidistas, sin el más mínimo respeto por el hecho de que llegó ahí para cumplir con todo aquel que le permitió ostentar y administrar el poder para la correcta administración de nuestros recursos y no para hacerse de ellos.

Ya es momento de dar un giro a las actuaciones políticas, y hacer de la misma la diferencia en donde exista una real distribución equitativa de las riquezas; en esta ocasión y retomando el tema de que el/la ALCALDE(SA) que sea seleccionado/a, deberá cumplir con la gran responsabilidad de ejercer sus acciones permisibles por ley, de acuerdo a sus reales responsabilidades y jurisdicción, donde no cabe más la improvisación, el sensacionalismo, promesas de fantasías, cinismos y mucho menos el ataque permanente a lo que no hicieron los demás, de lo cual todos los panameños estamos cansados, ya que son las peores excusas para no dar respuesta a lo que le compete o competerá y elementos que nos ubican frente a la carencia de seriedad de sus reales intenciones.

Deberá tomar acciones determinantes en temas que han sido descuidados y hasta mal dirigidos hacia otros entes que forman parte del gobierno central e inclusive creación de nuevas estructuras que no han cumplido con sus responsabilidades lo cual de cierta forma, han debilitado hasta la posibilidad de la tan mencionada descentralización municipal que requiere de diversos fortalecimientos específicos, preparación para lograr que se lleve a cabo sin incurrir en cumplir solo con una regulación jurídica sin estar preparados para el cumplimiento eficiente en la misma.

El Municipio de Panamá, es responsable de diversos temas de mucha relevancia para la convivencia de los capitalinos, teniendo que mencionar fortalecimientos inminentes en cuanto a la responsabilidad de Ingeniería Municipal, parvularios, casas de atención integral a los ancianos, cementerios municipales, comedores municipales, profesionalización permanente del personal administrativo operativo personal, seleccionado y en ejercicio de funciones de acuerdo al perfil necesario para la tarea, reestructuración urgente en cuanto a la dación de justicia administrativa, que se encuentra bajo los alcaldes por medio de las corregidurías de policía, bajo la Dirección de Legal y Justicia y que existe una por cada corregimiento del distrito y que deben ser garantes de ser los proveedores de justicia inmediata en materia civil, correccional, de familia (medidas precautorias), sin olvidar la praxis de mediadores ante las problemáticas de la comunidad, con apoyo de la Policía Nacional, de acuerdo a la Ley.

Responsabilidades jurídicas que han sido descuidadas en gran sentido de operatividad jurídica administrativa, haciendo referencia directa a la carencia de profesionalismo existente en esta instancia y seguida por la segunda instancia, que es la Alcaldía bajo los departamento atinentes a las materias.

Solo he mencionado algunas de las tantas responsabilidades reales que posee el alcalde fuera de los aspectos de recaudaciones y demás controles que deben ser redireccionados y a nuestro concepto por la experiencia que poseo en materia de administración pública y municipal, retomar lo relacionado al aseo del distrito, pero esta vez, de forma real con responsabilidad, que no es imposible; solo actuar bajo la premisa de que es un deber dar cumplimiento y respetar el contrato que se adquiere con el pueblo al momento de ser elegido, que llegó porque así se le permitió para que cumpla con ese equilibrio y cumplimiento de los deberes, de acuerdo a su real labor y que no olvide, para lo que fue seleccionado.

Si queremos seguir teniendo el Panamá en crecimiento inminente, cautivador de inversiones, de inmigraciones, ante lo cual siempre seré cautelosa de total aceptación por las implicaciones que conllevan inmigraciones masivas, teniendo que mencionar la criminalidad, de lo cual tenemos que proteger nuestro país; elevo a los políticos que se encuentran en el ejercicio de obtener cargos, que analicen que por sus responsabilidades en toma de decisiones, en esa misma dimensión, será el Panamá que tendremos para todos los panameños. CUIDEMOS NUESTRO PANAMÁ...

CATEDRÁTICA /JURISTA.