Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Honor, a quien honor merece

San José, Costa Rica, 19 de diciembre 2013. Licda. Doris Hubbard-Castillo

San José, Costa Rica, 19 de diciembre 2013

Licda. Doris Hubbard-Castillo

Estimada Doris:

Desde hace tiempo tengo una inquietud, algo que me molesta, y no sabía qué hacer al respecto. Pero esta mañana el Señor me ha iluminado y le estoy escribiendo a usted para exponerle el asunto.

En 1969, hice un viaje desde San Francisco, California, hasta Colón, Panamá, por tierra. Cuando pasé por Penonomé, lugar donde nació mi padre, vi tanto en la iglesia principal, como en el edificio de la Alcaldía, una placa que decía: ‘El terreno para la construcción de esta iglesia fue donado por el Sr. Manuel de Jesús Grimaldo’. Lo mismo en la Alcaldía: ‘El terreno para la construcción de este edificio fue donado por Manuel de Jesús Grimaldo’. Ese señor era mi abuelo y por supuesto, me llenó de orgullo saber esa información.

En el 2003, con motivo del Centenario, mi hermana mayor y yo, que ya estaba retirada y viviendo en Costa Rica, donde ella residía, hicimos un viaje por tierra a celebrar con Panamá ese acontecimiento. Con gran orgullo la llevé a la iglesia y a la Alcaldía, porque quería que ella viera las placas y esta vez llevaba cámara, porque quería poder enseñarle esto a mi otra hermana y a los hijos y nietos de ambas.

Cuál fue mi sorpresa que ambas placas habían sido retiradas y en su lugar habían placas que decían: ‘Esta iglesia fue reconstruida por el general Omar Torrijos en el año...’. No recuerdo el año. En la Alcaldía, lo mismo.

Para mí fue una gran desilusión y, desde entonces, ha sido algo que me molesta. Hoy, le escribo, porque pienso que quizá usted quiera divulgar esta información, a fin de que se vuelva a colocar la placa original, al lado de la nueva, por la historia que la placa original conlleva.

Creo que es importante que se mantenga la historia de los edificios para futuras generaciones. La una no anula la otra, pero ambas pertenecen a esos edificios, para que los historiadores tengan la información correcta.

En espera de sus noticias, me despido deseándole a usted, su familia, al periódico y a mi querida Panamá, unas Fiestas Navideñas maravillosas y un 2014 lleno de satisfacciones y bendiciones.

Atentamente,