Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El ático

LA HERENCIA RECIBIDA de nuestras generaciones pasadas es la base de la nación que tenemos hoy. Es la herencia que da forma a nuestra idi...

LA HERENCIA RECIBIDA de nuestras generaciones pasadas es la base de la nación que tenemos hoy. Es la herencia que da forma a nuestra idiosincrasia, a ese ‘ser panameño’, que nos identifica como habitantes de este pequeño, pero aguerrido, país. Hoy, al conmemorar cincuenta años de la Gesta Patriótica del 9 de Enero de 1964, volvemos nuestras miradas hacia esa herencia, formada por los aportes de diferentes generaciones, cada una con sus propios retos, triunfos, fracasos, actos gloriosos —y bochornosos, por qué no decirlo—; pero, sobre todo, con actos heroicos, actos de desprendimiento total, como los que llevaron a un grupo de estudiantes —y horas más tarde, al pueblo— a defender, con el pecho descubierto, la integridad de la Patria. Son esos actos de amor, entrega y desprendimiento hacia su Patria de esos panameños y panameñas dignos los que deben llevarnos hoy a honrar a quienes nos antecedieron; y la mejor forma de hacerlo es continuar, con nuestros propios retos, defendiendo la majestad de esta tierra nuestra... a toda costa. Honremos a los Mártires del 9 de Enero de 1964... Honremos a nuestra Nación, ¡hagámosla grande!