Autoridades inician proceso de inspección tras denuncias de irregularidades en alcaldías y juntas comunales

Actualizado
  • 11/07/2024 00:00
Creado
  • 10/07/2024 20:25
Nombramientos injustificados, información eliminada y vehículos oficiales desaparecidos, son solo algunas de las irregularidades que representante y alcaldes han denunciado

Luego de múltiples denuncias por la presunta sustracción y eliminación de información pública relevante en las juntas comunales y municipios, la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai), desarrolló una inspección ocular en el municipio de San Miguelito y a las juntas comunales de Parque Lefevre y San Francisco, el pasado 10 de julio.

Gabriel Santamaría, jefe de Asesoría Legal de Antai, indicó que pudieron corroborar que “aquí en el Municipio de San Miguelito, que hay información que no se encuentra de manera física. También nos han informado que el oficial de información de aquí venía una sola vez a laborar, ese día verificaba la información para subir a la plataforma de Antai”.

Miembros del equipo de la alcaldía mencionaron a los medios que, cuando ellos llegaron a la institución, realizaron una auditoría de puestos, para evaluar el personal que tienen. “Tenemos más de 1,000 funcionarios en este municipio, así que estamos en proceso de determinar qué funciones desempeña cada uno. El problema es que, este lugar estaba trabajando sin un reloj de marcación biométrico, aunque tenían dos sin utilizar, por lo que las personas confirmaban su asistencia al trabajo, con un formulario manual”, alegaron.

La Ley 6 del 2002, expresa que toda información debe ser de carácter público y debe estar de manera física en todas las instituciones. Santamaría aclaró que, de momento, no han recibido denuncias formales, pero que esta investigación se efectúa de manera oficiosa y que, de corroborar algún delito penal, se tramitará con el Ministerio Público.

La alcaldesa de San Miguelito, Irma Hernández, alegó que otra de las problemáticas que atraviesan es la de una supuesta “planilla cashback” en la que había funcionarios designados a juntas comunales que debían devolver una parte de su salario al padrino que consiguió el nombramiento, algo que también denunció el alcalde capitalino, Mayer Mizrachi.

El Ministerio Público notificó que inició tres investigaciones sobre supuesto mal manejo de planillas y desaparación de archivos. Siendo uno de los casos el de la alcaldía de Calobre (Veraguas), en donde su nuevo alcalde, Fermín Saldaña, denunció un grave deterioro de las instalaciones y vehículos de la alcadía.

A esta denuncia se le suma la del alcalde de Colón, Diógenes Galván, quien notificó el pasado 10 de julio, a través de sus redes sociales, la presunta desaparición de 28 autos que debían estar bajo custodia del concejo colonense. “Estos carros se le entregaron al alcalde de la administración pasada, Alex Lee y él los repartió, así que le pido a las personas que los recibieron que los devuelvan, ya que no les pertenecen ni al anterior alcalde, al del municipio”.

Galván comentó que los autos forman parte de investigaciones que todavía siguen abiertas y que, la dirección de Bienes Aprehendidos del Ministerio de Economía y Finanzas, los está solicitando de vuelta.

En Parque Lefevre, Iris Choy, quien también forma parte de Asesoría Legal de la Antai, comentó que están verificando que la junta comunal contase con toda la información sobre cheques, planillas y otros datos relevantes. Una inspección que también se extiende a corregimiento de San Francisco.

Serena Vamvas, quien representa a este corregimiento, anunció que presentó una denuncia penal por supuesto delito contra la seguridad jurídica de los medios electrónicos de la junta comunal. “Nos encontramos que toda la información contable que estaba en las computadoras de la junta comunal supuestamente fue borrada, porque no encontramos absolutamente nada”, expresó en sus redes sociales.

Algo similar ocurrió en Juan Díaz, en donde su nuevo representante informó que encontraron una junta comunal con “amnesia institucional”. “Es como si tuvieras un cuerpo, pero sin memoria (...) la Junta tiene como una amnesia, nos entregaron computadoras en perfecto estado, pero no tienen nada, son formularios que están listos para llenarse pero sin ningún registro contable”.

El representante comentó que este acontecimiento dificulta tareas elementales del corregimiento. “Si se va a dar una ayuda social, pero si ya se había solicitado, no tengo datos previos de donde se archivó las ayudas porque todo el expediente se fue”, manifestó el también abogado.

Josimar Camaño, nuevo representante de Chilibre, también se encontró con una planilla abultada, en la que se supone que había 500 trabajadores, pero solo se han reportado 30 a las oficinas, desde que inicio su gestión.

“Cuando encendimos que las diferentes computadoras de la junta comunal nos dimos cuenta de que no poseían ningún tipo de informe y el sistema de contabilidad estaba totalmente borrado”, acotó.

Otros casos similares se han reportado en las juntas comunales de Ancón, Belisario Porras, Tocumen, Playa Leona (Panamá Oeste), San Juan (Colón) y otros.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus