Rechazan contrato directo a la CSS por $98 millones

Actualizado
  • 18/02/2011 01:00
Creado
  • 18/02/2011 01:00
PANAMÁ. Después de revisar punto por punto el contrato directo CSS -Promed por 98 millones de dólares para el servicio de hemodiálisis, ...

PANAMÁ. Después de revisar punto por punto el contrato directo CSS -Promed por 98 millones de dólares para el servicio de hemodiálisis, la contralora de la República, Gioconda Torres de Bianchini, recomendó llamar a licitación.

Guillermo Sáez Llorens, director de la CSS, logró que la Junta Directiva de la entidad aprobara dicha contratación y que el Ejecutivo también le autorizara enviar el contrato a la Contraloría.

Tras escuchar a los dos grupos de pacientes —los que están a favor y los que están en contra— Torres de Bianchini se reunió con el equipo de la CSS para conocer la posición de los interesados en que firmase esta negociación.

Luego la contralora se comprometió con el director de la CSS a enviar a un equipo para revisar el contrato

durante un sábado las horas que fuesen necesarias. La decisión no tardó mucho: que se haga una licitación.

Según Sáez Llorens, este contrato ahorra el 30% en el precio actual que ofrece la misma empresa desde hace tres años y medio, de 2 mil 150 dólares por paciente mensual quedando en mil 512 por el nuevo periodo de contratación.

La funcionaria señaló que ha rechazado dos contratos directos de la CSS. ‘Los he convencido de que al país hay que darle claridad, les he dicho que no voy a firmar, al final lo que estoy haciendo es cuidándolos’.

Javier Díaz, director Nacional de Prestaciones Médicas de la CSS, señala que la contralora le solicitó propuestas de las empresas, ‘quería revisar el contrato, se le mandó’.

Díaz confiesa que aún no se sabe cuándo se podría colgar la licitación y mientras esto llegue, habilitarán una nueva sala en Plaza Conquistador para atender a los pacientes que reciben dichos tratamientos.

El médico señala que ya no están enviando pacientes al Hospital San Fernando. Los que allí se atendían —18— los pasaron al Santo Tomás, con el que mantienen un convenio de atención.

Díaz adelantó que en David se está habilitando un espacio con 12 máquinas.

Sáez Llorens había anunciado que la licitación de este servicio podría cerrarse en el mes de octubre próximo.

¿LOS REGALOS DE PROMED?

Sáez Llorens defendía dicha contratación con el argumento del ahorro del 30% del costo actual y la habilitación de nuevas áreas intra y extra para nuevos centros de atención de hemodiálisis sin costo adicional a la CSS.

La Estrella le preguntó a Díaz por qué la Dirección Nacional de Infraestructura de la CSS no realizaba estos trabajos y contestó que no se contaba con el presupuesto, que el año pasado ellos manejaron un presupuesto de la administración anterior.

A favor de la contratación está Alexander Pineda, presidente de la Asociación Nacional de Pacientes con Insuficiencia Renal Crónica, quien sostiene que sería muy largo un proceso de licitación y que ya ellos habían aceptado las condiciones del servicio con Promed.

Por su parte, David Ocálagan, de la fundación del mismo nombre, elogia la decisión de Torres de Bianchini por las dudas que le causaba el contrato.

‘Ahora, lo que se tiene que hacer es una licitación donde participen la mayor cantidad de proponentes, porque nosotros tenemos que recibir el servicio hasta en cinco turnos en el Complejo’, apuntó Ocálagan.

¿Y LOS TRASPLANTES?

El paciente sostiene que la mejor solución a este problema es la implementación de un plan de salud renal integral, que ya está en marcha en otros países de la región. ‘En Panamá la Asociación Nacional de Nefrología tiene un plan y busca implementarlo en conjunto con el MINSA y la CSS’.

‘Otras de las soluciones eran los trasplantes, que tampoco se han cumplido. Cuando se promovía la ley se nos prometió cien trasplantes al año, en 2010 solamente se realizaron 39 en el 2010’, concluye Ocálagan.

La Estrella intentó conocer la versión de los propietarios de Promed, pero se nos dijo que ambos están fuera del país.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus