Ingresan y abren orificios en casa de Darío Fernández

Actualizado
  • 08/12/2012 01:00
Creado
  • 08/12/2012 01:00
PENONOMÉ. ‘Cálmate que no te vamos a robar, nosotros solo robamos a los ricos. No te vamos a matar, somos legales’, le dijeron dos hombr...

PENONOMÉ. ‘Cálmate que no te vamos a robar, nosotros solo robamos a los ricos. No te vamos a matar, somos legales’, le dijeron dos hombres enmascarados al celador de la casa de campo del exgobernador Darío Fernández este jueves por la noche.

A esa hora, el trabajador, de 21 años de edad, se disponía a tomar un baño. Faltaban solo unos minutos para las ocho de la noche cuando una mujer lo llamó a la puerta para preguntarle por una amiga universitaria. Él respondía que no conocía a la universitaria en cuestión, cuando sintió un arma en la cabeza. Uno de los dos hombres enmascarados que habían entrado por atrás, lo encañonó.

‘Me tiraron al suelo. Me colocaron cinta adhesiva en la boca y zunchos en las manos; me llevaron hasta el cuarto del baño. Desde allá donde estaba encerrado junto con el perro escuchaba cómo picaban los pisos y las paredes’, relata el trabajador.

El celador narra que taladraron durante una hora y media. Durante ese tiempo pensó que abrían las paredes para ingresar. Sin embargo, pasadas las tres de la mañana, cuando se liberó, su pensamiento quedó confundido: habían orificios en diversas partes de la residencia, ubicada a cinco minutos del centro de Penonomé, en la carretera hacia el distrito de La Pintada.

‘Comencé a gritar y a llamar al vecino, pero no estaba. Como a las cinco de la mañana, me contestó la mamá del vecino y desde el baño le dije que habían robado’, agrega el trabajador.

DESCIFRANDO LOS MENSAJES

Darío Fernández hijo hizo un recorrido por la casa y confirmó la irrupción de los dos hombres y la mujer en la finca que era de su padre, asesinado el 6 de noviembre de 2011 cuando regresaba a su residencia en Penonomé.

Fernández hijo señaló que desconoce la finalidad de estas personas de cavar estos orificios en la estructura, dos en los pisos, uno en la pared y otro en la malla de ciclón.

‘Pienso que buscaban algo o querían dejar alguna advertencia para intimidar por la investigación del caso de mi padre ultimado por un sicario contratado para ese fin. No se llevaron ningún objeto’, agrega Fernández hijo.

Por su parte, el subcomisionado coclesano José de los Santos Ávila sostiene que él también está intentando descifrar los mensajes dejados en la propiedad de los Fernández.

Según Ávila, estas personas nunca intentaron ingresar al interior de la casa ni se llevaron nada.

‘No descartamos que sean medidas de intimidación como se han dado en otros casos’, presumió el funcionario.

PROTECCIÓN PARA LA FAMILIA, LA OTRA SEMANA

Ávila dijo que la próxima semana, que inicia la etapa de acusación en el juicio por la muerte del exgobernador, se adoptarán medidas de seguridad para la protección de los familiares en el área donde se realizará la audiencia, que será pública para quienes quieran asistir porque así lo dispone el Sistema Penal Acusatorio, implementado hace dos años en esta provincia y en Veraguas.

FASE INTERMEDIA

El fiscal del caso, Roberto Moreno, manifestó que el 19 próximo se efectuará ‘una fase intermedia’ del proceso que consiste ‘en una audiencia de discusión de pruebas’, tanto por parte de la Fiscalía, a su cargo, como por la defensa de los ocho presuntos implicados.

A esta acción asistirán los seis imputados detenidos en la cárcel de Penonomé y dos que mantienen medida cautelar de libertad condicional. Moreno confirmó que todavía está pendiente una orden de aprehensión del presunto autor intelectual del crimen, Ricardo Martínez Quirós.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus