Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Sociales

Un polémico estreno

ROMA. El director Ron Howard acusó anteayer domingo al Vaticano de intentar dificultar el rodaje en Roma de su nueva cinta “Ángeles y d...

ROMA. El director Ron Howard acusó anteayer domingo al Vaticano de intentar dificultar el rodaje en Roma de su nueva cinta “Ángeles y demonios”, al tiempo que y desafió a sus críticos católicos a ver la película antes de condenarla.

La primera parte cinematográfica de El código Da Vinci, del escritor Dan Brown, se estrenó ayer en la capital italiana, con el regreso a la pantalla del personaje experto en simbología Robert Langdon para ayudar al Vaticano a rescatar a cardenales secuestrados y descubrir una bomba con temporizador.

El Vaticano, que ya se había escandalizado con la versión para la gran pantalla de El código Da Vinci, no ha escondido esta vez su negativa de autorizar a Howard para filmar partes de su segunda parte en el interior de sus iglesias.

A raíz de ello, Howard agregó a su llegada a la capital italiana que la archidiócesis romana también ejerció su influencia a través de "canales secundarios" para evitar la grabación en zonas cercanas a ciertas iglesias y logró que un acto relacionado con el estreno de la película fuera cancelado, añadió.