Desde las favelas, con la fe y la política

Actualizado
  • 28/05/2014 02:00
Creado
  • 28/05/2014 02:00
Frei Betto llegó a Panamá para hablar de los movimientos sociales y las opciones de futuro de América Latina

La organización barrial, popular y del campesinado no es algo nuevo en Panamá. Experiencias propias se tienen durante años con agricultores, obreros, ecologistas y más. El asunto es qué hacer con esos movimientos y cómo hacer que se escuchen sus llamados en la sociedad.

Para hablar este tema fue invitado Frei Betto a Panamá para conversar sobre las opciones del futuro de América latina y los movimientos sociales.

Él es una voz autorizada para hablar del tema ya que su experiencia con organizaciones de base en su natal Brasil, data de los años 60 y fluye desde el movimiento de la teología de la liberación.

Durante su estadía en Panamá participó de lo que fue la primera tertulia oficial de la Fundación Ciudad del Saber donde junto con activistas de algunos sectores sociales compartieron experiencias sobre los movimientos sociales panameños.

PARTE DE...

‘No vine aquí a decir qué hacer, sino a compartir mi experiencia’, explicó el fraile.

Por eso una de las curiosidades de Frei Betto era conocer sobre los movimientos sociales de Panamá y durante la primera parte del conversatorio se dedicó a escuchar a los presentes.

‘Aquí hay que construir de abajo para arriba una serie de valores que nos permita edificar desde donde nos parecemos y no con lo que nos diferencia’, señaló Lourdes Lozano.

Para algunos tertulianos Panamá aún es un país joven como nación independiente y para otros la lucha por la recuperación del Canal y la liberación del territorio nacional agotó a la población.

Después de escuchar alguna de las prácticas de los allí presentes, que iban desde docencia en barrios como el Chorrillo, experiencias pastorales, de trabajadores sociales y las ecológicas en defensa de los ríos y humedales, Frei Betto preguntó si todas aquellas organizaciones están articuladas y la respuesta fue negativa.

‘Hubo intentos pero nuestra historia nos condena. Somos muy individualistas y eso se refleja hasta en los movimientos solidarios’, señaló Carlos Lee.

Seguido de esto Frei Betto paso a señalar algunos elementos que son importantes para construir poder popular y uno de ellos es la articulación.

‘Muchos veces solemos creer que nuestros mal no tiene que ver con el ajeno, pero lo que no entendemos todavía es que el mal de uno repercute en el otro por eso es preciso mantener las mancuernas entre un movimiento y el otro’, señaló Betto a la audiencia panameña.

Para él además hay que tener claro qué proyecto de Panamá quieren estas organizaciones, ya sean campesinas, educativas o de obreros, para no caer en el error de protestar sin proponer.

‘Siempre debe ser lo contrario a la clase dominante porque ellos solo quieren mantener el poder y para eso se unen a pesar de sus intereses personales’, remató el fraile, quien cuenta con más 50 libros de historia, teología e infantiles escritos.

Y agregó, ‘Por eso como movimientos debemos preguntarnos ¿cómo construir un poder popular?- hoy la experiencia latinoamericana demuestra que eso no es imposible’.

Dentro de su intervenciones, Frei Betto mencionó la importancia de ‘La Pedagogía del Oprimido’, la metodología del docente Paulo Freire.

‘Ese método revolucionario se enseñaba en las favelas en los años 60 y 70 y hacía que el oprimido pensara desde su óptica de oprimido y no desde la visión del opresor’, explicó.

Entre las ideas que compartió tanto en la tertulia como en la charla, remarcó la importancia de la religión como parte de los movimientos populares y que rechazar la fusión entre política y la fe sería repetir los errores de la izquierda tradicional.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus